La baja de Neymar fue recibida con cautela en Alemania