Renuncian docentes en la Universidad Benito Juárez

Aseguran que la paga no es suficiente para trasladarse

Renuncian docentes en la Universidad Benito Juárez
Foto: Archivo. El Universal
Municipios 21/11/2020 10:25 Zulema López Actualizada 11:19

La Universidad Benito Juárez requiere de docentes, pues de los seis con los que se contaron para dar inicio a las clases, la mitad renunció, ya que consideraron que el gasto que realizaban para trasladarse era mayor que el pago que se les daba, informó el diputado Néstor Domínguez Luna.

Para evitar que nuevas renuncias vuelvan a registrarse, añadió el morenista, la universidad deberá priorizar a los solicitantes de municipios cercanos cuando realice las contrataciones, debido a que quienes se mueven desde la capital queretana son los que optan por retirarse.

La contratación de nuevos especialistas tarda porque se reciben las solicitudes y se evalúan desde las instancias nacionales de la Universidad Benito Juárez, las cuales están ubicadas en Michoacán.

El diputado de Morena dijo desconocer el monto exacto que se les paga a los docentes, pero estimó que oscila entre los 120 o 150 pesos por hora, en promedio, en cualquier universidad pública.

“No ha habido muchos, porque era la primera generación; había cinco o seis maestros, y ahorita hay tres o cuatro (...) Hay que empezar a buscar no sólo médicos generales, lo que se abrió, la convocatoria fue para contratar a otros médicos [especialistas] (...) En redes sociales los doctores podrían empezar a informarse y a realizar algún trámite para poder incorporarse a las clases”, dijo.

Pidió dar velocidad a la contratación y garantizar que con ella se atraiga a profesionales comprometidos, especialmente porque en el próximo ciclo escolar es cuando el primer grupo de jóvenes inscritos ve temas de especialización en medicina.

“Se necesitan médicos especialistas para las materias que vienen a partir del cuarto semestre, que ya van a empezar, y están buscando esta plantilla. Están batallando un poquito, más bien sería un llamado a que los médicos se agarren ese sentido social y los que estén cercanos al municipio de Ezequiel Montes puedan apoyar, dando algunas horas de clase”, abundó.

Desde su creación, a finales del año pasado, la Universidad del Bienestar funciona en instalaciones que prestó el municipio Ezequiel Montes. Para tener un edificio propio ya se han invertido 20 millones de pesos, y si la tendencia se mantiene, se destinarán otros 10 millones en 2021.

“Infraestructura era un tema primordial, porque las clases no se estaban tomando de forma del todo adecuada, estaban en un auditorio, con distracciones, no es lo mismo que estar en un aula”, refirió el morenista.

Recordó que desde el inicio de la pandemia las clases migraron de la modalidad presencial a la virtual, esto para no poner en riesgo a los alumnos y docentes.

Apuntó que para diciembre se tendría la nueva generación, por lo cual se requiere contar ya con nuevos docentes, pero estos ya con la especialización que requieren los que ingresarán a cuarto semestre.

“Hasta ahorita, afortunadamente, impartimos el programa escolar con la plantilla de maestros que había para alumnos de medicina general, prácticamente hasta tercer semestre, pero ya van a empezar el cuarto, entonces ahí sí necesitamos otro tipo de profesores, otro tipo de médicos; al menos la segunda y la tercera generación tienen ahorita garantizadas sus clases con los maestros que tienen actualmente”, dijo.

Comentarios