Reemplacamiento favorece a los más ricos, acusan | Querétaro

Reemplacamiento favorece a los más ricos, acusan

Cobro de impuestos vehiculares no considera la capacidad de pago e ingresos de la población, dice México Evalúa; situación podría llevar a un mercado negro, advierte

Reemplacamiento favorece a los más ricos, acusan

Reemplacamiento favorece a los más ricos, acusan

Sociedad 16/01/2022 08:29 Sirse Rosas Actualizada 10:21

Con la obligación del cambio de placas vehiculares, Querétaro favorece a personas con altos ingresos y autos de lujo por encima de aquellos que tienen menores recursos, consideró el organismo México Evalúa. 

“ Y si hablamos de efectos colaterales hay que mencionar que el cobro de impuestos vehiculares que no consideran la capacidad de pago y los ingresos de la población induce la creación de un mercado negro.

“Básicamente, las personas pueden decidir no reemplacar porque el costo es excesivo. Esto jugaría en contra de la seguridad pública que se busca mantener y mejorar con el programa de reemplacamiento actual”, señala  el organismo.

En un análisis elaborado por el organismo, se asegura que el costo que hasta la fecha ha establecido el gobierno estatal para el cambio de placas representa un incremento de 130%, pues hasta 2021 el cambio de éstas tenía un costo de mil 12 pesos, mientras que para 2022 será de 2 mil 329 pesos, es decir,  mil 317 pesos más.

Con el descuento de 30% que se estableció para quienes paguen esta obligación hasta el 31 de julio de este año, el costo queda en mil 631 pesos, lo que todavía representa un aumento de 61% respecto a lo que se pagaba por placas  en 2021.

“Este costo podría ser aún mayor cuando el gobierno de Querétaro use en sus cálculos la UMA actualizada y no aplique descuentos. Entonces, unas placas nuevas en el estado costarán 2 mil 500 pesos, 147% [ mil 488 pesos] más que en 2021”, precisaron los expertos.

Pese a la medida que anunció el gobernador del estado, Mauricio Kuri González, de que la entidad absorbería el aumento de la inflación al no utilizar el valor actualizado de la UMA, existe un aumento real en el cobro del refrendo, el cual aumentó 31% (189 pesos) en este año, al pasar de 618 a 807 pesos. 

Además, destaca México Evalúa, luego de que en 2012 pasó a ser potestad de los estados la tenencia, muchas entidades optaron por no asumir el costo político que supone cobrarlo “compensando” ese faltante con un aumento en otros impuestos vehiculares, como el refrendo o el reemplacamiento, donde declaran que “Querétaro va en esa dirección que es bastante cuestionable”.

Si bien el organismo menciona  que es necesario que las entidades incrementen sus recursos propios para solventar los retos propios de cada entidad, “el problema es la baja progresividad fiscal implícita en esta estrategia de recaudación. 

“Para decirlo claro: tanto las personas con altos ingresos y autos de lujo como las que poseen autos de menor valor tendrán que pagar por igual mil 631 pesos por nuevas placas y 807 por refrendo. 

“En un esquema fiscal progresivo, las personas con más ingresos [o un vehículo mejor] pagarían más”, resalta el análisis del organismo.  
No obstante, México Evalúa precisa que “el camino para aumentar los ingresos vehiculares de forma justa no pasa por el cobro del refrendo u otros derechos como el reemplacamiento”, sino que más bien debe de centrarse en el cobro de la tenencia, aunque sea una medida impopular, pues esto favorece un esquema fiscal más justo donde las personas de mayores ingresos pagan más pues el valor de este impuesto está indexado al valor del vehículo.

“Aunque Querétaro tiene vigente el cobro de la tenencia, actualmente sólo la aplica a autos con valor superior a 800 mil pesos. De esta manera está perdiendo la recaudación en una amplia franja de vehículos.

“Hasta el año pasado, se aplicaba a autos con un valor mayor a 400 mil pesos”, agregan los expertos.

Al no cobrar la tenencia, el estado no está aprovechando el “boom” de su parque vehicular que,  de 2011 a 2019,  aumentó 67% al pasar de 469 mil a 785 mil vehículos, lo que representa que el parque vehicular aumentó más que la recaudación del estado, la cual apenas creció 40% en el mismo periodo.

“Esto se debe en gran medida a que la recaudación de tenencia por auto pasó de  mil 599 pesos en promedio, en 2011, a 442 pesos, en 2019, es decir,  mil 158 pesos menos. 

“En el mismo periodo,  el cobro de refrendo y otros impuestos vehiculares pasó de cero pesos a 716 pesos; en efecto, la caída en la tenencia se compensó sólo parcialmente”, detalla el organismo.

México Evalúa también sasegura que si Querétaro recupera el nivel de cobro de tenencia visto antes de 2011, podría recaudar 2 mil 513 millones de pesos de impuestos vehiculares totales, lo que lo colocaría como la decimoséptima entidad con mayor potencial recaudatorio. 

Esto significa mil 603 millones de pesos adicionales a los obtenidos en 2019, un monto que equivale al doble de lo que el estado gastó en inversión pública en 2020, según el Inegi (769 millones de pesos).

Esto es una recaudación justa pues, precisa la organización, que al establecer este pago difícilmente una persona con un auto con un valor menor a 70 mil pesos pagarían los 2  mil 438 pesos que deben pagar ahora por refrendo y reemplacamiento. 

Comentarios