Querétaro, aún sin casos de hepatitis E, afirma la Secretaría de Salud estatal | Querétaro

Querétaro, aún sin casos de hepatitis E, afirma la Secretaría de Salud estatal

Martina Pérez señala que se han reforzado las campañas de difusión para prevenir contagios; todo el sector está en alerta, asegura

Querétaro, aún sin casos de hepatitis E, afirma la Secretaría de Salud estatal

Querétaro, aún sin casos de hepatitis E, afirma la Secretaría de Salud estatal Foto: Especial

Sociedad 17/05/2022 07:28 Montserrat Márquez Actualizada 09:38

No existen casos registrados de hepatitis E en la entidad queretana, pero se han reforzado las campañas de difusión para prevenir infectarse de esta enfermedad, indicó Martina Pérez Rendón, secretaria de Salud del estado.

Los posibles casos que han surgido en Nuevo León, aclaró, están por confirmarse, ya que fueron enviadas las muestras al INDRE para procesar como hepatitis E.

En el caso de Querétaro, refirió, habitualmente hay cuadros de hepatitis A, B y C; la A es la más frecuente en los niños, pero es una evolución benigna y en poco tiempo son dados de alta; en lo que va del año sólo se han presentado 13 casos en menores de hepatitis A.

“No tenemos sospechosos, pero lo que hemos hecho a partir del aviso epidemiológico, se hace de conocimiento de las instituciones del sector salud, incluido el privado y el Colegio de Médicos del estado”, señaló la funcionaria.

Hepatitis A

En caso de detectar a un menor de 16 años con esta enfermedad se le hace el panel viral de las hepatitis comunes, si se descarta y cumple con el criterio de sospecha se manda a hacer un complemento de estudios y son enviados al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE) para análisis y clasificación.

También en las clínicas de medicina familiar se ha fortalecido el trabajo y la difusión sobre las medidas preventivas.

“Porque puede ser una enfermedad transmitida a través de las heces; las medidas preventivas son el consumo de agua potable ya sea hervida, clorada o potable, el consumo de alimentos bien cocidos o fritos, el lavado y desinfección de frutas y verduras y el lavado frecuente de manos”, explicó.

Descartó que se haya realizado algún transplante hepático, pero en algún caso que sea necesario, el tema de la infraestructura sería lo de menos, lo complicado, reconoció, sería conseguir a los donantes.

Pérez Rendón indicó que si se avanza en medidas preventivas, la cantidad de casos y su gravedad disminuirían, por eso subrayó se mantienen alerta la Secretaría de Salud y todo el sector, también IMSS, ISSSTE y sector privado.

La hepatitis A es una virosis hepática que puede causar morbilidad de moderada a grave, en la mayoría de los casos se transmite al ingerir alimentos o agua contaminados o por contacto directo con una persona infectada, la mayoría de pacientes se recuperan totalmente y adquieren inmunidad de por vida.

Comentarios