23 / junio / 2021 | 14:06 hrs.

Podrán rezarle a la Virgen de El Pueblito por Covid-19

La visita extraordinaria la programó el obispo emérito Mario de Gasperín Gasperín

Podrán rezarle a la Virgen de El Pueblito por Covid-19
Foto: Archivo. El Universal
Sociedad 16/03/2020 08:24 Zulema López Actualizada 08:25

Será este lunes que la Virgen de El Pueblito llegará al Centro Histórico de Querétaro para que los fieles puedan encomendar su salud ante el Covid-19, informó Francisco Gavidia Arteaga, párroco del Sagrado Corazón de Jesús.

La visita extraordinaria la programó el obispo emérito Mario de Gasperín Gasperín, administrador de la Diócesis, y las actividades las encabezan los sacerdotes franciscanos, quienes invitan a participar en el novenario que se efectuará en la catedral.

Todas las actividades deben efectuarse con respeto a las indicaciones de la Secretaría de Salud, remarcó Gavidia Arteaga, quien urgió a las personas que asistan, ya sea de manera individual o en familia, a recordar que entre las medidas para prevenir el contagio se encuentra evitar las grandes concentraciones humanas.

Los sacerdotes franciscanos recibirán a la Virgen de El Pueblito a las 18:45, a la entrada del templo de San Francisco. Será a las 18:00 horas del 17 de marzo cuando la acompañarán a la catedral, para la procesión penitencial que se efectuará en la calle de Madero.

Será del 18 al 26 de marzo que se efectuará el novenario de Rogativas, este en Santa Iglesia Catedral, remarcó al recordar que los fieles pueden acudir a cualquiera de las actividades.

Una vez concluido el novenario en su honor, la Virgen regresará a su santuario, de ahí que los sacerdotes la despedirán a las 5:00 horas del domingo 29 de marzo.

La visita de la Virgen tiene como fundamento las Ordenanzas Reales de la Ciudad de Querétaro, expedidas por el Rey Felipe V del 6 de julio de 1733, con las que los queretanos recurren a la Virgen para librarlos de todo mal.

Mantener las acciones de prevención. Por separado, a través de las redes sociales, el presbítero Gustavo Licón Suárez, presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación, señaló que las celebraciones litúrgicas se mantienen en sus horarios regulares, y se mantendrán mientras que la Secretaría de Salud no dé una indicación contraria.

Urgió a tener en cuenta que para evitar la propagación del virus, dentro de las ceremonias el acto de “la paz” únicamente se dará de palabra, y que los fieles no se estrechen las manos, mientras que la comunión debe recibirse en la mano, ya no en la boca.

La detección de casos de coronavirus debe servir para “acrecentar la virtud de la esperanza y confiar en Dios, aún ante toda adversidad, para que este problema de salud no vaya creciendo”.

Remarcó que también se mantiene de manera regular la celebración de los sacramentos, como son bodas y bautizos.

“Nos ponemos en oración todos los sacerdotes, e invitamos a todos ustedes a que nos unamos como la gran familia de Dios que somos, e imploremos la asistencia de Dios, ante este problema de salud”.

Comentarios