Paro UAQ. Universitarios exigen disculpa de la rectora Tere Gasca | Querétaro

Universitarios exigen disculpa de la rectora

Los jóvenes que mantienen tomadas las instalaciones de la UAQ piden que la rectora se disculpe por no atender casos de violencia; también piden que se suspenda por un año a presunto acosador

Universitarios exigen disculpa de la rectora Foto: Demian Chávez

Sociedad 01/10/2022 02:39 Zulema López Actualizada 10:39

Alumnos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) tomaron las instalaciones de la institución para exigir medidas contra un estudiante que presuntamente cometió actos de acoso contra otra alumna.

Poco antes de las 6:30 horas comenzaron a llegar contingentes a la Plaza del Estudiante.

Cerca de las 8 de la mañana empezaron a distribuirse en las puertas de acceso al campus del Cerro de las Campanas, para impedir que se realizaran actividades de cualquier índole dentro de la institución académica.

pag_6_paro_uaq_dc_13.jpg

A las 10:00 horas aún se sumaban estudiantes, muchos llegaban para diseñar sus carteles en los que exigían acciones por parte de la institución para proteger a todos los alumnos.

La movilización se organizó luego de darse a conocer la situación de acoso de un estudiante contra otra alumna, ambos de la Facultad de Ciencias Políticas. La situación se informó durante los asuntos generales de la Sesión de Consejo Universitario, del miércoles 29 de septiembre, y se reportó que las medidas interpuestas por la Unidad de Atención de Violencia de Género (UAVIG) resultaron insuficientes, pues consistieron en cambiar de horario al presunto acosador, luego de una primera sanción por el caso.

Mientras la joven, al aún sufrir acoso, solicitó tomar clases de forma virtual. Esa información circuló en Internet, junto a que presuntamente el acosador acude al plantel con un arma y que ya había sido detenido en el municipio de San Joaquín por portación de arma.

En las movilizaciones de ayer se aprovechó para reportar otros casos, tanto de acoso como de inseguridad.

Más tarde, a las 10 de la mañana, los alumnos se apoderaron por algunos minutos de la avenida Hidalgo, primero desde la calle de Francisco Márquez hasta Vicente Suárez, en la Colonia Niños Héroes; después desde avenida Tecnológico hasta 5 de Febrero, y enseguida, salió un contingente que recorrió las calles de Hidalgo, 5 de febrero, Universidad, Tecnológico, en contraflujo, y volvió a Hidalgo.

Pasado el mediodía, comenzaron las mesas de negociación entre grupos estudiantiles y la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, en busca de acuerdos. El encuentro se realizó a puerta cerrada, pero se difundieron algunos de los puntos.

Al cierre de esta edición aún se discutían los elementos que debían incluirse en el pliego petitorio, entre los que se mencionó la exigencia de que la rectora grabara un video en el cual se disculpara por no atender los casos de violencia. Además, leería el pliego petitorio que crearon los estudiantes y se comprometería a cumplirlo.

Se exigió suspender por un año, de forma inmediata, al estudiante acusado de acoso y que le sea impedido el acceso a la institución.

Entre las demandas está implementar evaluaciones psicométricas en todas las facultades, como requisito de ingreso; establecer un módulo seguridad en la Facultad de Medicina; contratar más personal de seguridad en la Facultad de Ciencias Naturales e incrementar el número de personas que laboran en la Unidad de Atención de Violencia de Género (UAVIG).

pag_6_paro_uaq_dc_2.jpg

La rectora se comprometió a que no existirán represalias contra los manifestantes. Llamó a todas aquellas personas que se consideran víctimas de alguna situación, que la busquen directamente.

También se caldearon ánimos cuando, a eso de las 14:00 horas, un grupo estudiantes, quienes resguardaban la reja de la institución desde el interior, comenzó a gritar que querían que la prensa se retirara, “no los queremos”, “cámbiense de banqueta”, dijeron por un un megáfono a quienes estaban del lado de la calle, luego de que alguien se acercó a tomar una foto.

Casi enseguida hicieron cambio de guardia con otros estudiantes, quienes se enfocaron en evitar que personas ajenas al movimiento estudiantil intentaran ingresar y en colocar más carteles en la reja.

Entre los letreros había mensajes de solidaridad al movimiento, oposición a cualquier tipo de acoso, otros con acusaciones directas contra estudiantes o profesores, de quienes consideran no existen acciones para impedir el acoso o, incluso, que podrían haber ayudado a proteger a responsables de agresiones.

pag_6_paro_uaq_dc_5.jpg

En los letreros se incluyó el nombre de Jaime Nieves, director de la Escuela de Bachilleres, a quien acusaron de encubrir situaciones de acoso. También se encontraban los mensajes: “No profe, incluir mujeres en su programa no la hace feminista.”, “UAVIG NO ME PROTEGE!”, “DISCULPEN LAS MOLESTIAS PERO NOS ESTÁN ACOSANDO”, “LA UAQ NO ME CUIDA”, “Universidad Autónoma de Acosadores”, “AQUÍ SE RESPIRA LUCHA”, entre otras consignas.

Fue aproximadamente a las 15:00 horas que un par de jóvenes, en representación de las Facultades, informaron que querían dar a conocer la postura de los participantes, que actualmente se encontraban firmando un pliego petitorio, mismo que entregaría a la rectora.

Alrededor de las 17:00 horas informaron que el documento seguía en construcción, pues debían sumarse las posturas de quienes representan a todas las facultades y que en cuanto se concluyera ese trabajo lo compartirían en las redes sociales de la Facultad de Ciencias Políticas.

El área de comunicación de la UAQ confirmó que el viernes no se levantaría el paro y que hasta después de que se lograra un acuerdo daría la rectora una declaración oficial, medida adoptada para no entorpecer las negociaciones.

Comentarios