Universidad Autónoma de Querétaro planea regreso a las aulas para febrero de 2022

Teresa García anuncia inversión de un millón 500 mil pesos en medidores de CO2

Universidad Autónoma de Querétaro planea regreso a las aulas para febrero de 2022
Foto: Archivo
Sociedad 27/11/2021 09:30 Redacción Querétaro Actualizada 15:07

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, dijo que el protocolo para el regreso físico a las aulas podría ponerse en marcha en febrero del 2022, pero dependerá de la evolución de la cuarta ola de contagios de Covid-19.

“Estoy calculando que para la UAQ, de acuerdo a como se ha ido comportando todo este proceso, si la cuarta ola no es muy intensa y todo va bien, para febrero podemos pensar en continuar con la reincorporación paulatina y gradual a clases presenciales”, comentó.

Agregó que el esquema de regreso a las aulas se realizará respetando el color del semáforo epidemiológico que aplique a los campus de la UAQ y a partir de la cantidad de casos existentes, en cada una de las zonas donde estén los planteles, se determinará la cantidad máxima de personas que podrán asistir a cada uno de los espacios educativos y, por tanto, a las aulas.

Agregó que si las condiciones resultan propicias, podrá comenzar a plantearse el regreso paulatino a partir de enero, para iniciar con clases en febrero.

La rectora destacó que se destinarán más de un millón de pesos para la adquisición de sensores de CO2 que permitirá analizar, adicionalmente, la calidad de aire en cada uno de los espacios universitarios.

“Vamos a colocar sensores de CO2 en todas las aulas; nos estarán dando la calidad del aire, ese es un dato que nos habla de si el lugar está muy confinado o poco confinado. Eso también nos va ayudar”, explicó García Gasca.

Añadió que para los sensores destinará la UAQ aproximadamente un millón 400 mil pesos, de los cuales 600 mil pesos fueron entregados a la institución por la Subsecretaría de Educación Pública.

“Se otorgó recurso para alguna acción de regreso a clases, nosotros decidimos invertirlo en los sensores, la otra parte la vamos a poner nosotros. Son aproximadamente mil 500 sensores los que vamos a comprar”, dijo.

La rectora urgió a la población extremar precauciones para evitar que la entidad genere un retroceso en el semáforo epidemiológico que la obligue a crecer las restricciones.

Comentarios