Fallecidos por virus podrán ser enterrados

Ya no se exigirá que los cuerpos sean únicamente incinerados

Fallecidos por virus podrán ser enterrados
Foto: Archivo
Sociedad 16/01/2021 04:54 Marittza Navarro Actualizada 10:06

Ante el aumento acelerado de fallecimientos por Covid-19 en Querétaro, el Comité Técnico de Salud avaló la inhumación (entierros) como una opción para la disposición de los cuerpos de las víctimas de la enfermedad, por lo que ya no se exigirá la incineración si no se desea.

En el Periódico Oficial La Sombra de Arteaga, el pasado 13 de enero se publicó el “Acuerdo que modifica el similar por el que se establecen Lineamientos para el Manejo de Cadáveres en atención a la enfermedad Covid-19”, que entró en vigor el mismo día.

El texto está firmado por el secretario de Salud, Julio César Ramírez Argüello y en él se indica que los decesos han crecido y, por tanto, se puede optar por la inhumación siempre que se cumplan con las estrictas medidas para evitar contagios.

“El 11 de enero de 2021, el Comité Técnico para la Atención del Covid-19 acordó por unanimidad recomendar que, además del método de incineración como destino final de cadáveres de personas derivado de enfermedad precedente compatible o confirmada de Covid-19, se permita la realización de la inhumación, debido al incremento sostenido en los números de contagios y fallecimientos entre la población de la entidad”, se expone.

Esta tendencia de muertes se estima continuará en las próximas semanas, de acuerdo con la misma publicación. Con base en los datos de la Secretaría de Salud del estado, en 14 días del nuevo año ya han muerto 325 queretanas y queretanos.

En la última semana, el promedio de defunciones ha oscilado en las 25 diarias, que sumadas a las muertes que se dan por otras causas han generado una presión en los servicios funerarios, especialmente en los crematorios.

El acuerdo también señala que “el técnico del área de post mortem dará orientación a los familiares referente a los trámites de incineración o inhumación (…); cuando el destino final sea mediante inhumación, ésta se realizará dentro de las 48 horas siguientes al fallecimiento, para lo cual el féretro deberá ser sellado y no podrá ser abierto”.

El acuerdo que dicta los lineamientos para el manejo de cadáveres —de víctimas de Covid-19— se estableció el 1 de abril de 2020 en donde se estableció la obligación de incinerar a las víctimas de la pandemia como una forma de evitar un potencial contagio.

Esta medida se estableció en Querétaro pese a que las autoridades federales, incluso a nivel mundial, indicaron que no era necesaria la incineración.

En el acuerdo también se establece que, para agilizar la entrega del cuerpo y proceder a su depósito final, se deberá evitar todo procedimiento invasivo a los cadáveres; es decir, las necropsias no están recomendadas a partir de la publicación, ni tampoco procedimientos tanatoestéticos (retoque a los cuerpos).

“Únicamente se permitirán cuando por fines diagnósticos se requiera realización de biopsias de tejido pulmonar, las cuales se efectuarán bajo los protocolos de autorización y bioseguridad necesarios”.

Comentarios