Se encuentra usted aquí

Combaten virus en plazas comerciales

Las autoridades de Corregidora instalan lavabos cerca de restaurantes o bancos; nos recuerda lo que se debe hacer, afirman visitantes
Combaten virus en plazas comerciales
Foto: Demian Chávez, El Universal
16/05/2020
07:45
Alma Gómez
-A +A

Corregidora, Qro.

Desde que inició la contingencia sanitaria, cientos de negocios considerados “no esenciales” tuvieron que cerrar sus puertas para evitar la propagación del Covid-19.

Sin embargo, algunos de los establecimientos que nunca han dejado de operar son las distintas sucursales bancarias, los cuales tienen largas filas para retirar efectivo en días de quincena, aunque, de igual forma entre semana muchos clientes buscan realizar algún trámite con un ejecutivo.

Debido a la gran actividad que aún se mantiene en estas instalaciones, el intercambio de dinero en efectivo y el uso de cajeros automáticos aumenta la posibilidad de contagiarse de coronavirus.

Por eso, para aminorar la situación de riesgo, el gobierno municipal de Corregidora ha instalado dos lavabos de sanitización: uno en el centro comercial ubicado en Boulevard Hacienda El Jacal y otro, en Plaza Constituyentes.

Estos lavabos cuentan con jabón líquido y gel antibacterial, una tarja, agua potable, servilletas y botes de basura, lo que permite a las personas que circulan por la zona tomarse un minuto para limpiar sus manos.

Ambas instalaciones están montadas sobre bases de cartón que promueven la imagen gubernamental, y a través de ilustraciones indican cómo debe realizarse el lavado correcto.

En ambos centros comerciales, los lavabos se colocaron en el área de bancos, ya que los demás locales todavía permanecen cerrados, a excepción de los restaurantes y los negocios de comida, que tienen permitido comercializar sus productos, pero sólo para llevar a casa.

Inevitablemente, las personas que esperan para ingresar a algunos de los cinco bancos que se encuentran en Plaza Constituyentes dejan su lugar un momento para lavarse las manos en los nuevos módulos.

Otras personas, aunque no acudan a realizar ningún trámite bancario, se desvían un poco del camino para realizar la misma actividad de sanitización.

“Yo digo que [los lavabos] sí funcionan, porque uno los ve, y como luego dicen, ‘de la vista nace el amor’, entonces nos damos un tiempecito para acercarnos y lavarnos las manos, porque ya sabemos que lo debemos hacer, pero luego no lo realizamos tan seguido, como deberíamos.

“Además, las personas que vienen al banco todo el tiempo, mientras esperan, están agarrando sus carteras, algunos documentos o a lo mejor dan o reciben dinero, y todo eso está lleno de bacterias y no nos damos cuenta, entonces yo creo que está bien que hayan puesto esto. Hay que aprovecharlo”, comenta Isela Martínez, quien acudió a la plaza para comprar algo de comida rápida.

Gustavo Ramírez estaba en la fila para pasar al área de cajeros, se acercó al módulo por curiosidad, pero al percatarse de qué se trataba, se remangó la camisa y procedió a desinfectar sus manos.

“Vine al cajero para retirar mi pago y también para retirar el dinero de mi mamá, que ya es una persona de la tercera edad y por eso ella no puede venir a hacer estas cosas. No distinguía de qué se trataba, pero ya cuando me acerqué, pues aproveché para lavarme las manos. Yo siempre traigo gel antibacterial en mi carro, creo que sí me limpio las manos constantemente, pero uno nunca sabe, nunca está de más.

“Estos módulos son como un recordatorio, pasas por aquí, los ves y piensas: ‘¿Cuándo fue la última vez que me lavé las manos?’, entonces te acercas para hacerlo. Me parece buena idea, porque así no hay pretexto: nos ponen enfrente todo lo necesario para cuidarnos”, comenta.

La decisión de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio de instalar los lavabos en estos puntos se debe a la cantidad de personas que acuden a los bancos para realizar trámites, retirar dinero de los cajeros o incluso para hacer compras esenciales en los supermercados.

En un comunicado especial, el gobierno municipal de Corregidora detalló que con dichas medidas buscan fomentar la prevención, ya que el lavado constante de manos es una de las principales recomendaciones, sumada al uso correcto de cubrebocas, mantener una distancia de 1.5 metros entre las personas y, en el caso de quienes puedan, permanecer en casa o salir únicamente a realizar actividades esenciales.

Señalaron que próximamente se adquirirá un tercer lavabo para colocarlo en el Jardín Principal de El Pueblito, ya que se trata de un cruce importante para los puntos de comercio.

Estos módulos o lavabos sanitizadores se realizaron por impulso del gobierno municipal, lo que refuerza la prevención de contagio, pues cada negocio ha sido constante en sus medidas de salubridad.

Las sucursales bancarias, por su parte, han tomado medidas de salubridad para evitar contagios en sus instalaciones, como mantener la sana distancia en las filas y dentro de las oficinas, el uso de cubrebocas, la distribución de gel antibacterial y limitar el número de personas que ingresan a las oficinas.

Comentarios