Baja 125% número de personas que pernocta en refugio

Disminuye afluencia de migrantes; persiste presencia de indigentes: DIF
Baja 125% número de personas que pernocta en refugio
Foto: Archivo. El Universal
25/03/2020
09:21
Montserrat Márquez
-A +A

Hasta 125% se ha reducido el número de personas que pernoctan en el albergue Yimpathí de la ciudad de Querétaro desde el 9 de marzo al fin de semana pasado, aseguró la directora del DIF, María del Carmen Ortuño Gurza.

Esta situación, dijo, podría obedecer a la contingencia que se vive a nivel mundial con motivo del Covid-19. Detalló que en la semana del 9 al 15 de marzo hubo 270 personas, de las cuales 28 eran migrantes provenientes en su mayoría de Honduras; del 16 al 22 de marzo hubo un aforo que pasó de 157 a 27 personas entre ellas solo 11 migrantes.

Agregó que estos últimos días no se han detectado personas provenientes de otros países, en su mayoría son personas indigentes que están permanentemente en la ciudad o aquellas que se dedican a la construcción. Ortuño Gurza destacó que por el momento se realiza el cobro de 10 pesos para el acceso, que incluye cena, baños y cama.

La política regular es que no se puede quedar una persona por más de tres días, sin embargo, debido a la situación actual a algunas se les ha permitido exceder ese tiempo, siempre y cuando no presenten síntomas de enfermedad en las vías respiratorias.

“Algunos se han quedado poco más de tres días y hemos tenido usuarios nuevos que pasan y se van, y otros se les ha permitido quedarse más días a raíz de la contingencia”, recalcó.

Alrededor de 8 personas apoyan de forma permanente en el albergue, a quienes también se les pregunta por síntomas, se les toma la temperatura, además de que portan guantes y cubrebocas. Es un médico, dos personas de vigilancia, cocina y auxiliares, personal de limpieza.

La funcionaria especificó que desde el miércoles pasado hay un médico que revisa a las personas que quieren pernoctar, les checa la temperatura y la garganta, si alguno tiene más de 37.5 de fiebre se traslada a la clínica ubicada en la Reforma Agraria para que tenga una revisión más profunda; a la fecha no han tenido que canalizar a nadie.

“Cada uno de los usuarios tiene que recibir gel antibacterial, si no tiene síntomas se les asigna cama, inmediatamente tiene que pasar a las regaderas, después cena y alrededor de las 9 de la noche puede acceder a las camas”.

Comentarios