Skates se unen para ayudar tras el temblor

Participan en competencia y cambian materiales por víveres para luego entregar lo recolectado a los afectados por el sismo en Puebla
Skate, sismo, damnificados, Puebla, Querétaro, Puebla, Oaxaca, CDMX, ayuda humanitaria, deporte extremo
Foto: Ricardo Lugo
24/09/2017
01:51
Alma Gómez
-A +A

Sebastián Lemus es un skate queretano que siempre califica entre los primeros diez lugares en concursos nacionales, donde llegan a participar 100 o 200 personas.

Por su habilidad sobre la patineta, Lemus, como lo conocen, es uno de los pocos patinadores que tiene patrocinadores que lo ayudan a seguir concursando; son tiendas de Querétaro y la Ciudad de México que se dedican a la venta de artículos o ropa deportiva, y que desde hace cinco años financian viajes, viáticos y hoteles para que el joven participe en competencias en distintos estados del país.

En los concursos de skate en Querétaro siempre obtiene los primeros lugares. En las últimas dos competencias realizadas en Aguascalientes alcanzó dos veces el segundo lugar. Se considera un deportista con suerte porque no todos los skates tienen apoyos económicos para rodar sobre sus tablas.

Vive solo, trabaja y patina casi a diario. Dice que el uso de la patineta forja disciplina, pues no se parece a ningún otro deporte. “Esto es muy diferente al futbol y al basquetbol, tu disciplina la haces tú solo, si tú quieres haces las cosas sin que nadie te esté diciendo”.

Lemus percibe que los estereotipos hacia los jóvenes que usan la patineta van disminuyendo, en parte porque el gobierno se involucra más en el arte y los deportes urbanos, pero también porque cada vez son más los jóvenes que hacen visible esta actividad.

“Ha cambiado bastante la percepción de la gente sobre los skates, ahora como ven a más gente en las calles, ven que el gobierno está más involucrado, salen en el periódico y en la tele, eso crea nuevas ideas y no nos encierra en el estereotipo de que si patinas eres un drogadicto o algo así”.

“Este deporte ya ha crecido bastante, yo pienso que en cada familia hay uno que quiere patinar, en mi caso, soy el único que patina en mi familia”.

Sebastián Lemus advierte que los gobiernos no brindan muchos apoyos a este sector de jóvenes que se interesan por el uso de la patineta, pero reconoce que la pista de Plateros es la mejor de la capital. “Este espacio de Plateros sirve bastante bien, los otros espacios, la verdad no. Hay uno en San Carlos que tuvimos que decirle a los albañiles que quitaran los tubos y los volvieran a montar porque no servían, no lo sabían hacer, hicieron otra en la colonia El Sol donde lo amontonaron todo, pero ya nos juntamos y les dijimos que está mal hecho”.

En la misma pista donde patina Lemus, también se encuentra Erika, tiene 30 años de edad, pero patina desde los 18 debido a la influencia de su hermano mayor.

Erika Sáenz rompe con el ambiente masculino que se vive en la pista; rodeada de hombres, la joven sube y baja rampas sobre su patineta. Es una de las pocas mujeres que se involucra en el skate.

Hace varios años rompió el sermón familiar y demostró que los patinadores también estudian y trabajan.

“Siempre te dicen eso los papás, de que si patinas vas a andar todo el día en la calle, calle para siempre, pero mi papá respetó mi sueño, le dije que puedo estudiar, trabajar y patinar, todo se puede hacer”.

“Empecé a patinar cuando tenía como 18 o 19 años, mi hermano patinaba y yo no tenía tabla, pero entre los amigos armamos una patineta, unos me dijeron te regalo una rueda, otro una tabla y así la armamos para salir a la calle pronto, porque antes no había tantos parques”.

Erika dejó de patinar por un tiempo para estudiar artes visuales, pero una vez que terminó su carrera, dice con orgullo, ya estoy de regreso.

“La gente lo está aceptando, ahora ya ves a los papás asistir a los eventos, cosa que antes no veías, ibas a patinar y ni de broma te acompañaban tus papás, así que los tiempos cambian”.

Colecta para Puebla

Erika y Lemus tienen en común no sólo la pista de skate en Plateros, sino el concurso en el que participan distintos patinadores de Querétaro, el único requisito para inscribirse es donar una despensa para los damnificados tras el sismo en Puebla.

Varias tiendas queretanas de ropa y artículos skate donaron varios artículos para que sean entregados como premio.

Óscar Sánchez Ríos, otro de los patinadores en el certamen, cuenta orgulloso que esta no es la única colecta que han realizado los jóvenes. Antes, cambiaron libros didácticos para niños de preescolar por productos para ser donados. Dice que ellos mismos llevarán los víveres hasta Puebla, para asegurarse que la ayuda llegue bien a su destino.

Visita sorpresa

Durante la colecta y el concurso de skate, apareció el alcalde de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, pues tiene programada una convivencia con los jóvenes. Se apareció en la pista, pero los patinadores no se inmutaron, siguieron concentrados en lo suyo. Sólo dos jóvenes se acercaron extrañados al presidente y entendieron que buscaba un acercamiento y aprovecharon el encuentro para externar peticiones.

Entre los planes se discutió la creación de un nuevo espacio para practicar skate, por lo que Marcos Aguilar les propuso un terreno en la delegación Félix Osores Sotomayor y les contó que dentro de poco podrán utilizar de manera gratuita la pista que se ubica en el Parque Bicentenario. “Hemos invertido cerca de 35 millones de pesos hasta el momento, en galerías de arte urbano y creación de pistas”, aseguró el alcalde.

Los jóvenes se mostraron interesados, pidieron que se les incluya en la creación de proyectos porque son ellos los que conocen las necesidades del gremio. La charla terminó con una comida que el propio presidente organizó para los deportistas: taquitos al vapor para recobrar fuerzas y prepararse para el concurso.

Comentarios