Legislatura aún no aprueba cuentas 2015

Prevén para noviembre el informe de fiscalización de 2016.

ESFE, Legislatura, Querétaro, cuentas, ejercicio 2015, Rafael Castillo Vandempeereboom, entidades gubernamentales
Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL
Sociedad 09/08/2017 06:59 Marittza Navarro Actualizada 10:58

La Legislatura del estado continúa sin aprobar las cuentas (que deben ser públicas) correspondientes al ejercicio 2015 de todos los entes gubernamentales del estado de Querétaro, informó el auditor de la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE), Rafael Castillo Vandempeereboom.

Dijo que desconoce por qué los diputados, quienes son los encargados de aprobar las cuentas públicas durante la sesión de pleno, no han dado “luz verde” a la publicación de los documentos; sin embargo, reconoció que no tienen un plazo de ley para hacerlo.

Tras una serie de reformas legales, el 2015 fue el primer año en el que la ESFE fiscalizó las cuentas de todas las entidades gubernamentales y organismos descentralizados, así como de las dependencias que operan con dinero del erario,  de forma anual, ya que antes se realizaba  semestralmente.

El cambio, la legislación se dio con el objetivo de no retrasar la publicación de esas cuentas, que anteriormente se publicaban hasta dos años después del ejercicio respectivo, para poder actuar de forma más rápida en caso de detectar anomalías graves, o bien, para resarcir el posible daño al erario de forma inmediata.

“Es decisión de los miembros del Poder Legislativo. Nosotros cumplimos en tiempo y forma en presentar nuestros informes y la ley no les marca a ellos un tiempo finito para mostrar estos resultados”, explicó el funcionario. 

La cuenta de 2015 se entregó desde hace 11 meses, pero aún no es dada a conocer por la Legislatura del estado. En tanto, la Entidad Superior de Fiscalización trabaja en la revisión de las cuentas de 2016 y se prevé que en noviembre quede listo el informe para ser entregado al Poder Legislativo.

El titular de la ESFE recordó que esta dependencia realiza la fiscalización respectiva y emite las observaciones correspondientes a cada uno de los entes involucrados. En caso de no responder a esas observaciones o no resolver satisfactoriamente las anomalías, éstas son plasmadas en el informe que se entrega a la Legislatura del estado, la que a su vez, aprueba los documentos en sesión de pleno.

“Estamos fiscalizando el ejercicio 2016, ya hemos revisado 11 o 12 municipios prácticamente terminados, en el proceso de llevar a cabo los informes, ya auditamos el Ejecutivo, el Poder Legislativo. Va avanzado, nosotros tenemos que presentar para noviembre los informes de 2016 al Congreso; estamos en ese año  y eso es lo que estamos mandándoles, el pliego de observaciones, para que nos contesten a ver qué pueden solventar de lo que estamos pidiendo”, comentó.

 En el tiempo que existe entre la entrega de los informes hasta que son hechos públicos, muchas de las observaciones son solventadas o bien, las contralorías respectivas inician las indagatorias necesarias para determinar la existencia de irregularidades con imputación a los servidores públicos, incluso aquellas que pudieran derivar en denuncias penales.

Entre los entes que son fiscalizados se encuentran los tres poderes del estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, las 18 administraciones municipales, los 18 sistemas municipales del DIF, organismos descentralizados de gobierno del estado y entes autónomos que reciben presupuesto del Poder Ejecutivo.

Comentarios