03 / agosto / 2021 | 18:30 hrs.

Burocracia detiene la apertura de negocios en SJR

Para emprendedores es difícil cumplir con algunos trámites del reglamento de comercio, como cambio de uso de suelo y dictámenes de Protección Civil; establecimientos que ya fueron aprobados se mantienen operando con permisos provisionales

Foto: Victor Pichardo
Sociedad 08/01/2017 01:32 Martha Romero Actualizada 11:47

La regulación y apertura de negocios en San Juan del Río se ha visto frenada por la dificultad a la que se enfrentan los emprendedores a cumplir con requisitos como cambio de uso de suelo y dictámenes de Protección Civil, cuyos trámites se prometió serían agilizados con la implementación de la Ley de Mejora Regulatoria, advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Enrique López Urquiza.

Explicó que aunque San Juan del Río cuenta con una ventanilla del Sistema de Apertura Rápida de Empresas, comercios que han sido aprobados para operar se mantienen activos con permisos provisionales, debido que a que no pueden tramitar factibilidades de suelo y otros dictámenes que se establecen como requisitos obligatorios dentro del reglamento de comercio.

Con la implementación de la ventanilla Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE), solicitantes de autorización para abrir negocios de bajo riesgo, obtienen una respuesta negativa o positiva en un periodo no mayor a tres días.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Salvador Hernández, coincidió en que otro de los requisitos difíciles de conseguir para los emprendedores es el dictamen de Protección Civil para los establecimientos. Consideró que la dependencia municipal se ve rebasada para poder atender todas las solicitudes de estos dictámenes, que se refieren a la situación estructural de los locales, donde profesionistas, comerciantes o pequeños empresarios pretenden operar y que también son requeridos para obtener las licencias de funcionamiento.

De acuerdo con reportes de Canaco el año pasado 200 negocios fueron autorizados a través de la ventanilla SARE, la mayoría fueron comercios pequeños.

Desde el inicio de la presente administración se iniciaron los trabajos para la implementación de acciones de mejora regulatoria en San Juan del Río con el objetivo de reducir plazos y trámites para generar más negocios que trajeran mayor derrama económica a la demarcación.

De igual manera se acordó la implementación del programa SIMPLIFICA, herramienta de análisis para trámites y servicios, que permitiría agilizar la obtención de los vistos buenos para empresas de bajo riesgo.

En junio de 2016 se formalizó el Sistema de Apertura Rápida de Empresas, a través del cual se prometió la agilización en el trámite de factibilidad, así como vistos buenos de Protección Civil para la formalización de los comercios y la rápida creación de pequeñas empresas, pasando la tramitología de un periodo de 30 a tres días.

El municipio estableció un catálogo de 300 giros factibles de autorizar a través de la ventanilla SARE. Sin embargo, los sectores comercial y empresarial insistieron en que aún hay tardanza en la obtención de cambios de uso, factibilidades de giro y dictámenes de Protección Civil.

El presidente de Canaco opinó que falta mayor flexibilidad del gobierno municipal para aquellos comerciantes que están en proceso de regularizarse, al recordar que el año pasado cerca de 2000 establecimientos fueron multados por carecer de la licencia de funcionamiento a pesar de contar con varios años de operatividad.

Salvador Hernández consideró que el sistema SARE es viable solo para autorizar pequeñas empresas y negocios de bajo riesgo, al asegurar que la respuesta brindada a los solicitantes es menor a 24 horas, pero aclaró, siempre que reúnan todos los requisitos para la operatividad de sus negocios al momento de iniciar los trámites.

“Esta ventanilla no está indicada para todo tipo de negocios, sobre todo para empresas de alto riesgo o grandes comercios, una de las limitantes que si hemos visto es el cambio de uso de suelo que se exige para todos los que quieran abrir un comercio e incluso para los que operan durante muchos años y que siguen sin tener sus licencias a falta de este documento”.

Tres meses para regularizarse. Advirtió que a partir de este año, los comercios tienen tres meses para refrendar sus licencias municipales, o de lo contrario serán acreedores a multas o incluso serán clausurados hasta que no formalicen su operatividad. Sin embargo, reiteró que muchos de los establecimientos siguen sin obtener sus factibilidades de sueldo y de Protección Civil.

“Lo ideal sería que, para las calles del centro, donde ha operado el comercio durante muchos años, se autorizaran cambios de suelo mixto, ya que la dinámica de este punto de la ciudad es netamente comercial, ya son pocas familias las que viven en estos edificios y es lógico que renten para la apertura de comercios”, agregó Salvador Hernández.

Arrendadores carecen de factibilidades. El Consejo Coordinador empresarial se acercará a diputados locales para proponer medidas que permitan agilizar la apertura de negocios en San Juan del Río, especialmente los de bajo riesgo.

Una de las alternativas que este consejo presentará es la de obligar a los arrendadores de locales, que tramiten los cambios de uso de suelo requeridos para que sus propiedades puedan fungir como locales comerciales y empresas de bajo riesgo.

Con ello, los interesados en estos espacios podrán obtener las licencias de funcionamiento que requieren para operar sus negocios.

“El problema en San Juan del Río es que la principal zona comercial se ubica en antiguas viviendas del centro de la ciudad, por eso faltan los cambios de uso de suelo, pero consideramos que los responsables de tramitarlos son los propietarios de estos inmuebles, proponemos que ellos tramiten factibilidades o de lo contrario que no se les permita rentar”, explicó Enrique López.

Agregó que algunos propietarios se niegan a cambiar el uso de suelo de sus propiedades porque también fungen como viviendas en alguna de sus áreas, por ello propondrán también que se consideren cambios de uso mixto ( habitacional y comercial) para el primer cuadro de la ciudad, a fin de facilitar la actividad mercantil, pero también mantener la característica de propiedad privada.

La Cámara Nacional de Comercio estima la operatividad regular de cerca de seis mil establecimientos en la ciudad, sin embargo, el presidente del Consejo Empresarial advirtió que otros tres mil negocios operan en el municipio sin los permisos correspondientes; algunos por desinteres en regularizarse pero otros tantos por no contar con los requisitos solicitados para obtener sus licencias.

Temas Relacionados
SJR burocracia emprendedores negocios

Comentarios