“El cómic no sólo cuenta historias de superhéroes, también de gente común”: Augusto Mora

Con su periodismo gráfico, Augusto Mora trata de concientizar a la sociedad, de acercarles temas periodísticamente relevantes que no surgen de la imaginación sino que son parte de la realidad.
Conque 2017, Querétaro, QCC, Stan Lee, cómics, entretenimiento, Marvel, historietas, periodismo
Foto: Demian Chávez
06/05/2017
02:34
Lorena Alcalá
-A +A

Augusto Mora comenzó leyendo los cómics de siempre. Batman, Spiderman y los X-Men fueron su introducción a los trazos y las viñetas; pero fue hasta que asistió a una Conque en la Ciudad de México, hace 12 años, cuando realmente comenzó a interesarse por el mundo de las historietas. Se dio cuenta, dice, que podía vivir de hacer cómics.

“Aunque yo crecí leyendo estas historietas de súper héroes, me di cuenta de que el cómic abarcaba más, que no sólo podías contar historias de ficción sino que también podías reflejar y contar otro tipo de historias”, señaló el joven historietista, durante el taller Periodismo en cómic, que ofreció en la Conque 2017, en el Querétaro Centro de Congresos.

“En esa Conque leí el libro de Una vida de cuadritos de Rius, que habla sobre cómics que se hacían en muchas partes del mundo y me di cuenta de que el cómic no sólo cuenta historias de superhéroes o de ciencia ficción sino historias de gente común. Gente real, que vive en un vecindario, que tiene problemas con sus vecinos, que tienen problema en la escuela y me di cuenta de que yo quería contar ese tipo de historias”, agregó.

Augusto Mora pasó de hacer dibujos con historias de ficción a ilustrar dramas mexicanos, como los movimientos estudiantiles de los años 60’s y 70’s (Grito de Victoria, 2013), los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa (¿A dónde nos llevan?, 2016) o los acontecimientos de 1968 (En busca de una voz, 2017).

“Aunque se tratan de estos temas, no es aburrido, porque es contado en lenguaje de cómic para llegar a otro tipo de público, a más gente, a interesados que visitan estas convenciones. Por ejemplo, en Grito de Victoria hago comparación con movimientos estudiantiles más recientes y hago un relato sobre estas cuestiones, es novela histórica”.

La primera edición de Grito de Victoria está agotada, apuntó Mora y destacó que saldrá una nueva edición propia, con un tiraje más extenso.

En busca de una voz es una historia de ficción sobre los acontecimientos del 68, consta de nueve páginas y es narrada sin diálogos, con lo que se demuestra que se puede hacer cómic sin texto o con muy poco texto.

Con su periodismo gráfico, trata de concientizar a la sociedad, de acercarles temas periodísticamente relevantes, que no surgen de la imaginación sino que son parte de la realidad; para ello, realiza todo un trabajo de investigación periodística.

“Hay una documentación atrás, [quiero que] el público sepa que es un proceso el que se hace detrás de una estructura de un cómic periodístico. Una vez que se hace la investigación con la fuente, empiezo a elaborar mi guión, las fotos me sirven para tener referencia gráfica, es muy importante tener referencias para documentarse, tanto informativas como gráficas. Hay una investigación hemerográfica y bibliográfica, se revisan documentales del tema y después se elabora un guión. Ese es mi trabajo”, explicó.

Para hacer periodismo en cómic se pueden tomar tres perspectivas distintas, indica: de forma autobiográfica, narrando lo que pasa en un lugar; como documental, y creando un personaje de ficción que participe en hechos históricos, aunque sin cambiar de forma relevante el pasado, “porque si no estaremos falseando”.

Augusto Mora invitó a sus talleristas a concretar sus proyectos de cómics y animarse a hacer historias más allá de la fantasía. “El no saber dibujar no es impedimento para hacer un cómic”, concluyó.

Comentarios