Desde piezas de oro hasta limosnas, los robos a Iglesias en Querétaro | Querétaro

Desde piezas de oro hasta limosnas, los robos a Iglesias en Querétaro

Van al menos 19 robos a templos en nueve años. En este año se han registrado cinco; el último el 25 de noviembre

Desde piezas de oro hasta limosnas, los robos a Iglesias en Querétaro

Desde piezas de oro hasta limosnas, los robos a Iglesias en Querétaro Foto: Archivo. El Universal

Seguridad 06/12/2020 07:06 Zulema López Actualizada 13:23

Al menos 19 robos se han cometido en templos de Querétaro en 9 años, el último a casi un año después de que la Diócesis anunció que reforzaría sus esquemas de seguridad.

Son alrededor de 5 robos los que la Diócesis tiene registrado este año; en 2019 se cometieron al menos dos, mientras que del 2011 al 2018 contabilizó alrededor de 12.

El último de los robos reportados fue el del Templo de La Merced, que se registró el 25 de noviembre de este año, luego de que sujetos perforaron el portón de la entrada para abrir dos alcancías y llevarse las limosnas.

Gustavo Licón Suárez, presidente de la comisión diocesana de la Pastoral social, estimó que con ese eran aproximadamente cinco robos los cometidos contra recintos de la Diócesis, por lo que llamó a reforzar las medidas de seguridad por parte de las autoridades, a que los sacerdotes crecieran los esquemas de protección y a que los fieles se cuidaran entre todos.

Algunos hechos

El 29 de diciembre de 2019, Martín Lara Becerril, vicario general, sin especificar el número de robos cometidos ese año, informó que dos de ellos ocurrieron en el municipio de San Juan del Río. En uno los delincuentes, al pensar que objetos religiosos eran de oro, sustrajeron sagrario, copón y cáliz; este último con hostias sagradas.

Lara Becerril señaló que fue hasta metros después que se dieron cuenta de que eran de latón pintado, pues, fueron encontrados tirados en un baldío, a un lado de las hostias consagradas.

En esas fechas, Lara Becerril anunció que se creó un programa paulatino para colocar alarma contra robos en cada parroquia de la Diócesis, tomando en cuenta que esta se compone por más de 100 parroquias. Confiaba que las alarmas podrían actuar como elementos disuasivos.

En ese entonces enfatizó que todas las medidas se realizan con apoyo de los fieles, que, contrario a lo que la gente llega a creer, la Iglesia no tiene mucho dinero, pues, incluso se ve obligada a, además de solicitar limosnas y donativos, a recurrir a otras medidas para hacerse de recursos destinados crecer los esquemas de seguridad, entre estas sorteos y kermeses.

Para junio de 2018, el párroco del Sagrado Corazón de Jesús, Francisco Gavidia Arteaga, reveló que un ladrón ingresó a robar a su casa, esta al interior del templo, y que gracias a la pronta respuesta de las autoridades pudo ponerlo a disposición de la policía.

El entonces obispo, hoy arzobispo de Durango, Faustino Armendáriz Jiménez, informó que desde su toma de posesión de la Diócesis en 2011 y hasta el momento de la entrevista a inicios del 2018, se habían cometido unos 12 robos contra instalaciones de la Iglesia.

Uno de esos robos se efectuó en la parroquia de San José, en Santa Rosa Jáuregui, cuando ladrones se llevaron el sagrario y las hostias, pensando que el primero tenía valor económico.

Comentarios