Exigen no especular en caso de los Sánchez

Piden a fiscalía de Veracruz agotar pruebas de identificación

El domingo, el fiscal veracruzano Jorge Winckler dijo que había “indicios sólidos” de que la familia queretana está entre restos hallados en fosa (PATRICIA MORALES. EL UNIVERSAL)
Seguridad 21/03/2017 02:39 Marittza Navarro Actualizada 14:00

Familiares de los queretanos Sánchez Pérez exigieron a la Fiscalía del Estado de Veracruz que agote todas las pruebas periciales y de identificación, para comprobar que sus seres queridos están o no entre los restos que encontraron en Alvarado, Veracruz.

El 3 de septiembre de 2016, tres queretanos originarios de Colón, fueron vistos por última vez cuando se trasladaban de Alvarado al puerto de Veracruz; sus familiares levantaron la denuncia correspondiente y hasta ahora desconocen su paradero.

María Dolores Pérez Reséndiz, su esposo Javier Sánchez Jiménez y su hija Karen Natividad (de 19 años) perdieron comunicación con su familia; llegaron a Veracruz por viaje de recreación.

Este domingo, en conferencia de prensa, el fiscal veracruzano Jorge Winckler Ortiz, informó de la fosa clandestina que encontraron en la comunidad de Arbolillo, cerca del municipio de Alvarado, en la entidad jarocha, en donde levantaron 47 cráneos humanos y otros restos.

En su declaración, aseguró la existencia de “indicios sólidos” para afirmar que la familia queretana está entre los restos hallados, esto debido a que encontraron las identificaciones de las tres personas.

Por este caso, la Fiscalía General del Estado de Querétaro informó que la Fiscalía de Veracruz entabló comunicación para reportar que comenzaron pruebas genéticas “para confirmar que entre los restos se encuentran las personas referidas”.

En un comunicado de prensa añadieron que, “toda vez que la información se ha hecho pública en medios de comunicación de circulación nacional” atenderán con asesoría psicológica a los familiares.

Irresponsables. La asociación Desaparecidos Justicia lamentó el actuar de la Fiscalía de Veracruz, a la que exigieron contar con pruebas fehacientes —y no sólo por indicios o especulaciones— para afirmar que los colonenses fueron encontrados.

En un mensaje dirigido a la sociedad expresan que “a nombre de la familia Sánchez queremos hacer público que no reconocemos ni aceptamos la declaración del fiscal de Veracruz, Jorge Winckler en que ‘presume’ la identificación de nuestros queridos familiares y amigos queretanos”.

Exponen que el fiscal de Veracruz “dio de manera irresponsable la noticia del hallazgo de unas tarjetas y credenciales y con eso le basta para suponer que se trata de nuestros familiares; sin embargo, no se han tomado los cotejos correspondientes a su identificación, es totalmente irresponsable que se dé una declaración de esta índole, lastimando de sobre manera la salud física y emocional de su familia”.

Con esa exposición pública, refieren, se revictimiza a las familias de manera “cruel, vil, deshumanizada y absolutamente irresponsable” a la familia Sánchez y a la organización Desparecidos Justicia; por tanto, exigen una disculpa y explicación pública.

Y agregan que la propia Fiscalía veracruzana, en comunicación directa, reconoció no tener certeza de que entre los restos humanos esté la familia Sánchez Pérez pues “perdieron las muestras (de ADN) de muchas familias”.

“No es la primera vez que la fiscalía de Veracruz se equivoca en estos procesos, violando protocolos, con una completa insensibilidad y una ineficiencia en dar este tipo de noticias, enterándonos por medios de comunicación y amarillismo de la propia fiscalía”, señalan.

Además conminaron a algunos medios de comunicación a que también esperen hasta que los científicos den un positivo “pues no se pueden dar estas notas sólo por una hipótesis”; esto porque a nivel nacional, las notas informativas aseguraron que los queretanos fueron encontrados en la fosa clandestina.

La asociación agregó que casos similares se han dado en esa entidad (de especulación) y el resultado es que no se trata de las personas que aseguran encontraron.

Este lunes la familia se reunió con autoridades de la fiscalía queretana, aunque la información pública la mantendrán con reservas, explicaron a través del departamento de comunicación social, para mantener respeto a la privacidad de la familia de las víctimas.

Comentarios