Lanzan plan para ayudar a niños de la calle

Municipio capitalino pide a ciudadanía recanalizar pesos que dan a menores para construir un albergue

FOTO: Ricardo Lugo
Portada 29/11/2016 01:40 Marittza Navarro Actualizada 08:27

El municipio de Querétaro presentó el proyecto “Jalando Parejo por la Infancia en Riesgo, no les des ¡apóyalos!” con el que buscan erradicar que los niños permanezcan en situación de calle.

La campaña está enfocada en pedir a los ciudadanos “a que no le den dinero” a los niños que están en los cruceros sino canalizar ese apoyo a través de instituciones; Marcos Aguilar Vega, presidente municipal, explicó que un estudio universitario concluyó que esa dádiva condena a las personas a permanecer en esa condición.

El estudio fue realizado por miembros de la Facultad de Ciencias Políticas y Social (UAQ) que indica que en 91 cruceros de la ciudad, existen 886 personas en situación de calle; 332 son menores. Los ingresos totales al mes se calculan en 2 millones de pesos.

“Los ciudadanos les damos hasta 2 millones; yo sé que muchos de nosotros estamos ayudándolos pero en realidad esto no puede seguir así. El espíritu de ayuda existe y eso es bueno, pero debemos hacerlos de otra manera porque lo que está pasando es que estamos condenándolos a seguir”.

Satisfacer una necesidad inmediata de los indigentes los limita a buscar otras condiciones de vida, así como el derecho de los niños a asistir a la escuela, pues sólo 14% de los menores en cruceros, cursan su educación.

Las personas en cruceros provienen principalmente del municipio de Amealco y del estado de Chiapas, además de zonas propias de la capital como las colonias Nueva Realidad, San Francisquito, Menchaca, Bolaños, del asentamiento irregular Las Margaritas, de San José El Alto y de La Cañada en el municipio de El Marqués.

Nuevo Centro de Día. La propuesta del DIF Municipal, para atender la problemática, es construir un tercer Centro de Día; un proyecto que costará 12.5 millones de pesos para la construcción, en un predio del municipio con valor de 2.5 millones de pesos.

Para equiparlo, la invitación de las autoridades es a que organismos empresariales, agrupaciones y sociedad civil, se sumen con la recanalización de la ayuda en la calle, es decir, que los pesos que se dan a los indigentes se donen al DIF para lograr el objetivo.

Marcos Aguilar aseguró que el gobierno sí cuenta con el dinero para costear todo el proyecto, sin embargo, buscan cambiar el modo de ayudar para generar una nueva conciencia ciudadana que permita a los niños a tener una vida más digna.

“No es positivo darles dinero, más bien debemos aportar para incentivarlos a estudiar; el camino no es darles dinero en la calle sino llevarlos a los centros de día [...] no atender las necesidades inmediatas sino ayudarles a resolver su futuro”, insistió el edil.

Actualmente el DIF opera dos Centros de Día: Njhöya que atiende a 250 niños de 3 a 12 años de edad y Jädi que tiene a 96 adolescentes; los menores llegan en la mañana a los Centros en donde desayunan y almuerzan, tienen atención médica, trabajo social, clases de música y convivencia.

Después, son llevados en transporte gratuito a cada una de sus escuelas, por la tarde son recogidos por sus papás o tutores; de esta manera los alejan de las calles y se asegura que continúen su educación. El nuevo Centro de Día, que se ubicará en San José El Alto, dará atención hasta a 150 menores.

Tere García de Aguilar señaló que junto con la sociedad, “debemos pasar de la preocupación a la acción, de la indignación a la acción, porque no es suficiente lamentar la situación”.

La presidenta del DIF municipal explicó que a través de los Centros de Día se sacan a los niños de la calle, con mucho éxito, sin embargo reconoció que pronto estarán desbordados, de ahí la necesidad de construir un tercer Centro de Día para el municipio.

Comentarios