Crecen detenciones por robo en diciembre | Querétaro

Crecen detenciones por robo en diciembre

Portada 27/12/2012 02:08 Actualizada 07:25

El secretario de Seguridad Pública Municipal de Querétaro (SSPM), Juan Marcos Granados Torres, informó que desde el 30 de noviembre a la fecha mil 287 personas fueron detenidas de las cuales 302 han sido remitidas al Ministerio Público (MP) por robo a comercio y cristalazos.

Además, 985 personas feron remitidas al Juzgado Cívico por faltas administrativas, como ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública.

Granados Torres consideró que el clima de seguridad en la capital queretana, “es tranquilo no ha habido nada que podamos considerar algo relevante, no ha habido cuestiones fuertes”.

Recordó que durante la temporada navideña de 2011 fueron detenidas poco más de 800 personas, de ellas, 201 que fueron enviadas al Ministerio Público.

“Llevamos 302 personas detenidas por diferentes modalidades, entre ellas, robo a comercio, a transeúnte, a casa habitación”, explicó.

En estos días se han tenido reportes a la línea de emergencias 066 de 80 cristalazos, sobre todo en la zona centro y fueron detenidos 13 personas, quienes han sido puestos a disposición de agentes del MP, manifestó.

Resaltó el secretario de la SSPMQ que los cristalazos se cometen en diferentes zonas, por lo que se está reforzando la seguridad desde avenida Universidad hasta Tecnológico, Circunvalación y Constituyentes.

“En esta zona se están haciendo recorridos en patrullas en avenida Universidad y Constituyentes. Estamos realizando patrullajes en motocicleta en la zona del Centro Histórico, tenemos a la policía turística que está haciendo una presencia muy importante en todo lo que es la zona centro”, mencionó.

El funcionario añadió que otra de las modalidades de robo que están causando conflicto a los capitalinos es el asalto con violencia, de los cuales se han presentado 80 reportes desde el 30 de noviembre a la fecha y han sido detenidas 23 personas.

Los procesados han asaltado tiendas de conveniencía y farmacias, valiéndose de un arma de fuego o algún objeto punzo cortante.