Crece alcoholismo en la sierra: ediles | Querétaro

Crece alcoholismo en la sierra: ediles

Portada 21/12/2013 02:02 Actualizada 07:43

Habitantes de los municipios del semidesierto de la zona serrana sufren problemas de alcoholismo. Autoridades culpan a la venta clandestina de bebidas y la falta de opciones laborales.

Estos problemas es lo que ha originado que habitantes de los municipios del semidesierto (Cadereyta) y de la Sierra (Amealco) tengan problemas de alcoholismo, situación que está siendo atacada con operativos de seguridad y la apertura de espacios deportivos, aseguraron los ediles de las demarcaciones.

El problema del alcoholismo en el municipio de Cadereyta, de acuerdo con el alcalde Rodrigo Mejía, es severo, ya que la padecen 30% del total de la población, principalmente jóvenes de 15 a 30 años.

Informó que el ayuntamiento cuenta con una población de 67 mil personas, de las cuales 30% es un consumidor activo de alcohol, este en cualquier de sus modalidades, ya que se ha detectado que ingieren bebidas de baja calidad, adulterado o bien que adquieren de forma clandestina.

“Es un tema muy severo (el alcoholismo), pero afortunadamente ahorita se ha venido trabajando el tema de prevención, creemos que el trabajo más importante es poder prevenir, por ello estamos invirtiendo mucho dinero en infraestructura deportiva, cultura y de alguna manera nos ayuda a alejar a los muchachos del tema”.

Rodrigo Mejía explicó que son los jóvenes los que más presentan problemas de alcoholismo, por debajo de los 30 años, además de que es una práctica que se ha detectado, está iniciando a los 15 años.

Esta situación, dijo, se deriva de la falta de oportunidades que ofrece el ayuntamiento, situación que origina que la población utilice su tiempo libre en este tipo de consumo, que posteriormente se agrava y se convierte en una enfermedad.

De igual forma, esta situación ha ido en incrementó, debido a la venta de bebida alcohólicas en lugares clandestinos. En este año, el ayuntamiento de Cadereyta ha clausurado 40 establecimientos.

“Los hemos detectado por medio de nuestra seguridad pública, clausura de lugares en donde hay venta clandestina, faltan seguramente por detectar muchos más, sobre todo en las cabeceras delegacionales, como es Bellavista del Río, El Palmar y algunas de Vizarrón”.

En esta misma situación se encuentra el municipio de Amealco, el cual también está trabajando para erradicar la venta de bebidas embriagantes en lugares clandestinos.

“Tenemos detectados algunos puntos, se han clausurado varios establecimientos por ser clandestinos, en total suman cinco, uno de forma un tanto irregular y el resto no contaba con los permisos requeridos”, informó el presidente municipal de la zona, Gilberto García.

Estos establecimientos se dedicaban a la venta de refrescos y cervezas en envase cerrado y abierto, principalmente alcohol de baja calidad, siendo las comunidades más afectadas: San Idelfonso, Santiago Mexquetitlan y la cabecera municipal.

El edil descartó que el alcoholismo sea una problemática del municipio, ya que es una enfermedad que se ha detectado en todo el estado.