Se encuentra usted aquí

Sexoservidoras acusan discriminación

Líder de sexoservidoras denuncia discriminación
FOTO: Archivo El Universal
19/12/2016
01:22
Paulina Rosales
-A +A

Mónica Mendoza Reséndiz, líder de las trabajadoras sexuales en Querétaro, denunció la persistencia de elementos de la Policía Municipal de rehusarse a atender los llamados de emergencia al 066 que realizan por la presencia de situaciones de riesgo en sus lugares de trabajo; lo que calificó como un acto de discriminación y estigma hacia las mujeres.

La representante de Mujer Libertad A.C. apuntó que, a lo largo de los últimos años, se han interpuesto varias quejas a la Defensoría de los Derechos Humanos (DDH), quien no ha dado una respuesta a las afectadas.

Según la activista, en lo que va del año se han acercado aproximadamente cuatro ocasiones a la dependencia, para denunciar actos de discriminación por parte de policías.

“Sí se estigmatiza y hay un señalamiento por parte de la misma autoridad; hay discriminación [...] ya nos dimos por vencidas y no acudimos porque en realidad no pasa nada […] Teníamos algunas situaciones en los puntos de trabajo y las autoridades nunca acudían alegando que eran las putas”, declaró.

De acuerdo con la DDH, se han interpuesto tres quejas contra elementos policiales por parte de sexo servidoras. Dos de ellas corresponden al año del 2012, en los municipios de Querétaro y Pedro Escobedo, y una más se interpuso en 2015 en el municipio de El Marqués.

La DDH explicó que una de las tres quejas interpuestas por trabajadoras sexuales hacía referencia a una llamada al 066 por una agresión cometida en la vía pública, que fue atendida muchas horas después y sin una acción por parte de la policía.

El área de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio (SSPM) de Querétaro señaló que hasta el momento no se tiene información en la dependencia de una solicitud de apoyo por parte de alguna trabajadora sexual, además de que se revisará si existen quejas por actos de discriminación o agresiones hacia el personal.

Mónica Mendoza agregó que los derechos de las cerca de 10 mil trabajadoras sexuales asentadas en el estado aún no se respetan como tal y mencionó que las autoridades, en particular la Secretaría del Trabajo, deberán de hacer una revisión sobre sus condiciones.

“Lo que se nos violenta son los derechos laborales y aunado a eso hay muchas autoridades, como las policías municipales y estatal, donde violentan los derechos de las mujeres, porque llegan a extorsionarlas”.

Comentarios