Plasman imágenes de juguetes mexicanos en mural

Yosoyoho inauguró una obra muralística en la entrada del Gómez Morín y alistan una muñeca tzoltil que habla
Foto: AXEL ROSAS. OBTURE PRESS
19/02/2017
06:21
Rocío G. Benítez
-A +A

Xahni, la muñeca queretana que habla otomí y español, se tomó una selfie con sus amigos los juguetes mexicanos, la muñeca de cartón con sus chapitas y labios muy pintados, el caballito de palo, un luchador con la máscara bien puesta, la famosa calaverita y las máscaras de animales que los niños usan en las fiestas populares no podían faltar. La selfie quedó impresa en el mural Los juguetes populares mexicanos y los pueblos indígenas, ubicado en la entrada principal del Centro Educativo y Cultural Manuel Gómez Morín.

El mural es proyecto de Yosoyoho, microempresa queretana dedicada a rediseñar juguetes populares mexicanos  para hacerlos más atractivos a las nuevas generaciones.

Yosoyoho creó a Xahni y a la muñeca Frida monolingüe, ahora ya trabajan en una tercera muñeca que hablará español y tzoltil.

La obra de Los juguetes populares mexicanos y los pueblos indígenas “intenta que los visitantes del Centro Cultural y los espectadores reconozcan los juguetes populares mexicanos, mismos con los  que sus padres y sus abuelos jugaron,  por eso intentamos hacer este mural y remembrar que esto contribuya a que nuestros niños vuelvan a jugar con la muñeca de trapo y vuelvan a consumirla porque evidentemente si no consumen los productores no tienen con qué vivir. Para nosotros la conexión entre juguetes mexicanos y pueblos indígenas es muy importante y eso es lo que tenemos que transmitirles”, dijo Román Sauza, antropólogo y cofundador de Yosoyoho.

Malu Olguín fue la encargada de pintar el mural que se compone de tres piezas, la imagen central es la selfie de los juguetes mexicanos, a un lado está Xahni conversando con una pequeña niña y en el otro extremo la creación más reciente de Yosoyoho, la  muñeca Frida que habla.

“El mural está muy relacionado con la obra que yo produzco, el juguete en una escena actual; me doy cuenta que ahorita todos los medios de comunicación no existen sin las redes sociales, entonces para dar a conocer mi trabajo me pareció un buen medio utilizar mi trabajo en esta nueva tendencia de la selfie. Para crear la pieza elegí entre una serie gigantesca de juguetes que hay en México, pero que me parecieron los más representativos, lo que yo recuerdo haber usado alguna vez o de los que me platicaron una vez y que todavía  ahí en el centro  hay gente vendiendo; entonces es la muñequita Xahni con sus amigos: caballito de palo, máscara que los niños utilizan, también pueden ver alebrijes, la muñequita de cartón, las calaveritas, títeres, el luchadores, y otras muñecas que se producen en Querétaro y Oaxaca”, platicó Malu Olguín.

Ahora que el gobierno estadounidense planea construir un muro para dividir a México de Estados Unidos, Román Sauza dice que “entre más muros construyan, más trabajo tendremos”, para seguir pintando y promoviendo los juguetes populares mexicanos.

Yosoyoho ahora se encuentra trabajando para crear su tercera muñeca, segunda muñeca en versión bilingüe pero ésta nueva pieza hablará tzoltil – español; para el proyecto la empresa queretana se ha unido con la Fundación Ach Banomil, asociación que trabaja con comunidades vulnerables y marginadas del estado de Chiapas como la Ranchería “El Vergel”, comunidad tzotzil del municipio de Teopisca. Y para desarrollar el proyecto están pidiendo a través de sus páginas sumarse a la campaña de fondeo para invertir en la investigación y la producción de las primeras 50 muñecas tzoltil.

Comentarios