03 / agosto / 2021 | 17:58 hrs.

Afecta recorrido de calderas vías estatales, acusan

Empresa transportadora fijó fianza de 20 mdp; SJR pide garantizar pago por si provocan daño

El trayecto sigue hoy por San Juan del Río; las calderas llevan un año de viaje para llegar a Tula, Hidalgo (LUIS SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL)
Portada 14/03/2017 02:03 Marittza Navarro y Martha Romero Actualizada 05:52

El paso de los tanques de coque ya provocó daños en las vialidades del estado de Querétaro, informó Fernando González Salinas, coordinador de la Comisión Estatal de Infraestructura (CEI): una alcantarilla, que fue reparada en la carretera 500, así como daños a la señalética y barreras metálicas.

Explicó que, para otorgar los permisos de circulación, la empresa transportadora fijó una fianza de 20 millones de pesos, es decir, hasta esa cantidad puede ser usada para la reparación de lo necesario.

La falta de estos permisos detuvo por cinco días la circulación de cuatro de las calderas, en la comunidad de El Pintillo, en Santa Rosa Jáuregui; el camino se retomó una vez que los encargados depositaron la fianza que garantiza la reparación de daños.

“Sí se han presentado daños, hemos estado muy de cerca con la empresa que está haciendo la transportación; otorgamos un permiso para el tránsito en poco más de 60 kilómetros de carreteras estatales y ese permiso está amparado con una fianza que solicitamos y un depósito que se hizo de reparaciones inmediatas”, dijo.

Aclaró que la empresa está obligada a reparar los daños que se generen por el paso de las megacalderas por Querétaro, artefactos que tienen como destino final la ciudad de Tula, en el estado de Hidalgo.

Si no lo hacen, indicó González Salinas, la CEI tiene derecho a solicitar el dinero que sea necesario, hasta por 20 millones de pesos.

“No sé cuánto se usará del monto, pero sí vamos a hacer ejercicio de la fianza; es hasta que terminemos de hacer el balance”, refirió.

La comitiva que acompaña el traslado de los cuatro tambores de coque tiene una longitud de un kilómetro aproximadamente; la empresa Pesado Transport S.A. de C.V. es la encargada de la operación que implica llevar los tanques a Tula.

El peso de cada tanque es de aproximadamente 700 toneladas y las torres fraccionadoras son de 153 toneladas con sus aditamentos; en total, el movimiento de carga será de 5 mil 118 toneladas.

Las piezas a transportar son seis tanques -cuatro de las cuales son las que están en tránsito por Querétaro, más dos que se encuentran en San Luis Potosí junto con las dos torres fraccionadoras, que cuentan con más de 83 metros de largo incluyendo la flecha, 11 metros de ancho y 13 metros de altura-.

Los tambores de coque, como se les conoce, fueron armados en España y, posteriormente, fueron embarcados a México; llegaron a Tampico, Tamaulipas, desde hace un año y aún no llegan a su destino.

Las calderas gigantes, con la que se cumple con la reconfiguración de la refinería que Petróleos Mexicanos opera en Tula, Hidalgo, serán ocupadas para llevar a cabo el proceso de coquización retardada, un proceso basado en la cocción a altas temperaturas del petróleo (en general materias primas pesadas) de donde se obtienen productos más ligeros y de valor agregado, como carbón, gas y gasolina.

La empresa ICA fue la encargada de la adquisición de las calderas gigantes en España y, desde hace un año, se embarcaron con rumbo a su destino, aunque por el exceso de dimensiones han provocado algunos estragos en las localidades por las que pasan.

En Pintillo, por ejemplo, integrantes de la Mesa Directiva Ejidal de la zona reportaron el corte de varios árboles mezquites al momento de la maniobra para estacionar las calderas; pero, en general, su traslado ha generado reportes de afectaciones en cables y puentes, así como problemas de tránsito en los estados por donde han pasado.

Ampliarán puente en la 57. El funcionario también informó que ampliarán el puente vehicular que lleva de la autopista 57 a la carretera estatal 100, sobre la que está el zoológico Wamerú; el objetivo es desahogar la carga de automóviles que en horas pico genera tráfico de más de un kilómetro.

El proyecto ya está listo y sólo falta que se entreguen recursos para su ejecución, el costo del proyecto es de 250 millones de pesos, y esperar a que el dinero se deposite, aunque se desconoce todavía si será inversión estatal o de la federación.

“Terminamos el expediente técnico y estamos a la espera de que fondeen el crucero de la carretera 100 con la 57, la ejecución es como de ocho meses; son cerca de 250 millones de pesos”, sostuvo Fernando González.

La obra forma parte de la mejoría en movilidad de los accesos que llevan al Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ), en el que se ampliará el Parque Iindustrial Aeroespacial,

Comentarios