Hallan en Edomex a desaparecidas en San Juan

04/06/2016
01:55
-A +A

A salvo se encuentran las adolescentes María del Rosario Vega Sánchez y Mónica Ximena Uribe Sánchez, quienes desaparecieron de San Juan del Río la tarde del 2 de mayo.

Las jóvenes que fueron localizadas en Chimalhuacán, Estado de México, reconocieron haber abandonado sus hogares por voluntad propia.

A las 8 de la noche del pasado jueves, aproximadamente, Mónica Uribe y Guadalupe Vega, madres de las menores fueron notificadas por autoridades ministeriales de la localización de las estudiantes de la secundaria “Roberto Ruiz Obregón”.

Durante las últimas horas, antes de su hallazgo, habían permanecido en las viviendas de dos mujeres en Chimalhuacán, quienes las reportaron al Sistema Municipal DIF y el organismo a la vez a agentes del Ministerio Público.

Como lo dio a conocer EL UNIVERSAL Querétaro, fue la tarde del 2 de mayo cuando las adolescentes fueron vistas por última vez en San Juan del Río, horas más tarde sus familiares reportaron los hechos ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE).

la forma en que las menores desaparecieron no reunía los criterios de la Alerta Amber, por lo que este protocolo de búsqueda no fue activado, únicamente se reportaron las señas particulares de las menores en el portal de internet de la PGJE.

Compañeros de escuela de las menores dieron varias versiones de su posible paradero; algunos aseguraban que Ximena y Rosario permanecían en San Juan del Río; otras versiones apuntaban a que habían viajado a Michoacán, a Hidalgo o al Estado de México.

La causa por la que las menores abandonaron sus hogares es incierta, al menos para sus familiares a quienes únicamente confesaron que decidieron trasladarse al Estado de México a través de un autobús. Aunque los videos de las cámaras de vigilancia de la terminal no muestran evidencia de que las dos adolescentes hayan tomado una unidad de transporte en este punto. Las estudiantes fueron vistas por última vez portando los uniformes deportivos de la secundaria a la que asisten.

Desde las 8 de la mañana de este viernes, las menores fueron trasladadas al Centro Regional de Procuración de Justicia en San Juan del Río, donde, acompañadas de sus familiares, recibieron atención psicológica y posteriormente rindieron sus declaraciones. A la una de la tarde concluyeron estos procesos y dos horas después, las menores retornaron para someterse a una valoración médica.

Mónica Uribe Sánchez, madre de Ximena, detalló que la noche del jueves recibió una llamada telefónica de la prima de Rosario, quien le confirmó la localización de las adolescentes que en esos momentos se encontraban con miembros de una asociación civil, misma que, en coordinación con el DIF municipal, reportó a las menores ante las autoridades ministeriales.

La localización fue confirmada por agentes del Ministerio Público de San Juan del Río, quienes acompañaron a los familiares de las menores hasta Chimalhuacán; Ximena y Rosario ya se encontraban en la agencia ministerial de dicho municipio.

Según refiere la madre de Ximena, las adolescentes fueron auxiliadas por dos mujeres quienes les brindaron alimento y alojamiento en sus casas durante los últimos días antes de su localización.

Hasta el momento, los familiares desconocen el sitio en el que las estudiantes de secundaria permanecieron los días anteriores a que recibieran auxilio de familias en Chimalhuacán:

“Ellas se fueron por su voluntad, al parecer, es lo que comentan, por fortuna encontraron a dos familias; Claudia y Lola fueron las señoras que se turnaron para acogerlas en sus domicilios, las niñas les comentaron que sus papás sabían donde se encontraban y que no había problema que estuvieran ahí, con una mentira piadosa para que les dieran chance de quedarse”.

Luego de 10 horas de tramitología en la agencia de Chimalhuacán, las familias de las menores retornaron a San Juan del Río para reportar la localización de las mismas, en la agencia de este municipio, donde continuaron las investigaciones.

Pedí que llamaran al DIF: Rosario. Luego de rendir su declaración, Ximena y sus familiares abandonaron la agencia del Centro de Justicia. La madre confirmó que su estado de salud era favorable y que la menor rechazó haber sido víctima de algún tipo de violencia.

Esta versión coincidió con la de María del Rosario; la adolescente accedió a hablar brevemente de los hechos; descartó haber sido violentada alguno de los días que, junto con Ximena, permaneció lejos de su hogar.

“Los agentes de allá tenían 20 días de estarnos buscando, la señora con la que estábamos viviendo me preguntó si queríamos ir al DIF, le dije que sí, en ese momento llegaron los agentes a la casa de la señora, ya salí yo y les dije que estábamos bien; nosotras nos fuimos en autobús a Chimalhuacán”, refiere brevemente Rosario.

La menor fue acompañada por su madre y su padre, retornaron brevemente a su hogar para que Rosario tomara una ducha y continuara con el proceso de valoración médica en el centro de Procuración de Justicia.

“Rosario se ve bien, le van a hacer una valoración médica pero nos dice que estuvo bien, que las señoras que les dieron techo las alimentaron en este tiempo, ya las evaluaron en el Estado de México; gracias a Dios que está de regreso”, comentó Guadalupe Vega.

Horas de angustia. Fueron 31 días de angustia los que las familias de las adolescentes sobrellevaron; las menores recibirán asistencia psicológica junto con sus padres. La madre de Ximena recomienda a los adolescentes recapacitar antes de decidir dejar sus hogares, ante los peligros a los que se enfrentan viajando solos.

“Ellos como menores corren riesgo, hay personas que quieren dañarlos. Los padres pongan más atención a sus hijos, con quienes se juntan, sus relaciones en la escuela y en redes sociales, hay peligro por todos lados, aunque cuidemos a nuestros hijos lo más que podamos, no vamos a poder estar al 100% con ellos, esto pasó a pesar que mi hija siempre estuvo muy apegada a nosotros y esto era lo más angustiante”.