28 / septiembre / 2021 | 08:11 hrs.

Denuncian a diputada de Morena por violencia política de género

Tras la denuncia de Frida González Loyola, la diputada Laura Polo y el morenista Ángel Balderas enfrentan acusación y buscan impugnarla

Denuncian a diputada de Morena por violencia política de género
Foto: Archivo
Política 02/08/2021 07:16 Zulema López Actualizada 07:16

La diputada local Laura Polo Herrera y Ángel Baldera Pugas, presidente del Consejo Estatal de Morena, confirmaron, en entrevistas separadas, que existe una denuncia en su contra por violencia política en razón de género.

Comentaron que hay una sentencia que impugnaron, misma que los incluiría en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género (RNPS).

La denuncia fue interpuesta por Frida González Loyola Acosta, quien contendió por Morena a la diputación por el Distrito local 1, en las elecciones del pasado 6 de junio.

La queja tuvo como base declaraciones que, por separado, emitieron en contra de que el partido inscribió para candidaturas a una cantidad de personas externas mayor a lo que permiten los estatutos; que la excandidata consideró que esas posturas la afectaban a ella directamente, a través de expresiones que entrarían dentro de la clasificación de violencia política en razón de género.

La excandidata ingresó una sola denuncia en contra de ambos políticos ante el Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ), por la cual se abrió el Procedimiento Especial Sancionador, en el expediente IEEQ/pes/043/2021-P.

La Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió, con dos votos a favor y uno en contra, ordenar al TEEQ que volviera a estudiar el caso, por lo que los magistrados determinaron que sí existió violencia política en razón de género, misma que calificaron como grave.

Polo Herrera indicó que lo más importante para ella es que platicó con González Loyola Acosta, a quien le quedó claro que en ningún momento buscó atacarla y que incluso quedó la puerta abierta para, en un futuro, trabajar de manera coordinada o, incluso, llegar a entablar una amistad.

“Como era una persona externa yo no la conocía, es más, ni sabía su nombre, hasta mucho después que coincidimos; yo ya sabía de la denuncia; le pedí platicar y le expliqué que en realidad el decir que era hija de Pablo no era una ofensa, era una descripción, porque así me dijeron a mí, que estaban inscribiendo a la hija de Pablo… a pesar de que es externa, la vi como una compañera que está promoviendo la imagen de Morena en el estado”, argumentó Laura Polo Herrera.

En tanto, Ángel Balderas Puga expuso que preocupa la postura adoptada por los magistrados del TEEQ, toda vez que los tres estimaron que no existió violencia, pero tras la resolución de la Sala Regional, simplemente cambiaron su determinación.

Asimismo, el líder morenista estimó que resulta necesario legislar más sobre el tema de violencia política en razón de género para dar lineamientos más precisos y evitar que resoluciones sobre un mismo caso puedan ser tan diferentes.

 

Comentarios