Buscan abatir muertes por infartos, en el estado

La legislatura busca que los sitios cuenten con personal médico capacitado

Buscan abatir muertes por infartos, en el estado
Foto: Especial
Política 19/11/2020 09:19 Zulema López Actualizada 10:47

La presidenta de la Comisión de Salud, la diputada Karina Careaga Pineda, ingresó una iniciativa de ley para que en espacios donde se congreguen más de mil personas se tenga la obligación de contar con desfibriladores y gente capacitada para actuar como primeros respondientes ante un ataque al corazón.

Se trata de una iniciativa de cardioprotección, con la cual se buscaría reducir los índices de muerte en el estado.

Los infartos son la primera causa de muerte en el país, con un promedio de 27% de decesos provocadas por esa causa, cifra alta si se toma en cuenta que otros países tienen un índice de 7%.

En Querétaro, el 11.6% de los fallecimientos se debió a un infarto agudo al miocardio o por falta de atención inmediata.

Marco Antonio Alcocer Gamba, presidente de la Asociación Mexicana de Cardiología, resaltó la sinergia que se tiene con la asociación estatal del ramo y ahora con la Legislatura local para combatir un problema muy común, que es la imposibilidad de recibir atención inmediata; explicó que la mayoría de los infartos ocurre en hogares, centros comerciales, plazas públicas y edificios, no en hospitales, lo que impide recibir atención adecuada e inmediata.

Con la iniciativa se busca reducir el número de muertes, declaró, pues se estima que cada año fallecen mil queretanos de un infarto; más de 800 lograrían vivir si se les diera atención adecuada mientras llegan los elementos de salud.

Ciertamente existen factores de riesgo, indicó Alcocer Gamba, pero cualquier persona puede llegar a presentar un infarto, desde niños hasta adultos mayores, de ahí que resulta importante que la población adopte medidas para revisar su estado de salud.

Cuando el infarto ocurre en niños, generalmente se debe a un padecimiento congénito que no había sido detectado. Un adulto aparentemente sano también puede sentirse mal de repente y perder el conocimiento. Si existiera prevención se evitarían los casos de “muerte súbita”.

“El día anterior quizás estaba creyendo que era la persona más sana del planeta, quizá sentía que no tenía absolutamente ningún problema, y repentina, abruptamente, pierde el conocimiento. Aquí el problema es que la mitad de las muertes que suceden en una situación súbita son extrahospitalarias”.

Comentarios