Obligación, atender a embarazadas: Astudillo

Política 20/09/2014 00:28 Actualizada 13:04

No hay pretextos para que las mujeres embarazadas que presenten alguna urgencia médica no sean atendidas en los centros de salud del estado, señaló el legislador federal Ricardo Astudillo, al señalar que fueron aprobadas en la Cámara de Diputados las modificaciones a la Ley General de Salud, la Ley del Seguro Social y la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

El objetivo de estos cambios, explicó, es que a las mujeres en edad gestacional que presenten una emergencia obstétrica se les preste atención en el IMSS o en el ISSSTE, independientemente de su afiliación a cualquier esquema de seguridad social, y de forma gratuita para las mujeres en condiciones de pobreza o de alta marginación.

Astudillo mencionó que la mortalidad materna es un problema a nivel mundial del que México no está excluido. Cada día mueren en todo el mundo mil mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo. En nuestro país, de acuerdo con el Observatorio de Mortalidad Materna en México, fallecen anualmente mil 100 mujeres, lo que provoca una secuela social de 3 mil huérfanos cada año. Además, señala que 80% de estas defunciones son prevenibles.

Adicionalmente, el diputado mencionó que a pesar de que Querétaro en 2012 fue oficialmente nombrado como el estado con menor índice de mortalidad materna en el país, debemos lograr que ninguna mujer embarazada muera por la falta de una buena atención médica, sobre todo en las poblaciones más pobres y con alta proporción de población indígena, donde este problema es más frecuente.

El vicecoordinador del grupo parlamentario del PVEM apuntó que estando conscientes de que la mayoría de las muertes maternas son evitables, en su partido están totalmente a favor de implementar medidas para que todas las mujeres que necesiten acceso a la atención médica la tengan; garantizando el derecho a la salud consagrado en la Constitución mexicana.

Astudillo reiteró su compromiso por seguir trabajando, apoyando y generando los consensos necesarios para proteger los derechos de las mujeres y de la infancia.