21 / septiembre / 2021 | 00:41 hrs.

Viajó años para radicar en Querétaro

Política 19/11/2012 01:27 Actualizada 07:59

El anhelo de iniciar su licenciatura en periodismo en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) lo trajo aquí, pero se quedó por razones completamente distintas.

A la edad de 19 años, Gustavo López decidió salirse de su casa en Celaya y buscar un lugar en la UAQ en la licenciatura en comunicación y periodismo; sin embargo, ésto no fue nada fácil.

“Yo vengo de Celaya, Guanajuato. Llegué a Querétaro hace seis años, llegué entre comillas, yo quería entrar en la UAQ, pero por ser foráneo me pusieron muchas trabas”, narró Gustavo.

Lleno de ilusiones, entró al propedéutico y obtuvo un trabajo de fin de semana para poder sostenerse porque tenía la seguridad que entraría a la UAQ, pero la realidad fue distinta: no logró colocarse en la lista de las personas que fueron aceptadas, por lo que tuvo que considerar otras opciones.

Aunque hizo todo su esfuerzo por pertenecer a la Máxima Casa de Estudios de la entidad no lo logró y Gustavo decidió estudiar en su natal Celaya, pero sin dejar el trabajo de fin de semana que ya había obtenido en Querétaro.

Así, de lunes a viernes estudiaba y los fines de semana viajaba a Querétaro y se alojaba con su hermana para trabajar y cuidar a sus sobrinitos.

Esta determinación de ir y venir, cuando podía obtener un trabajo en Guanajuato, fue porque nunca perdió la esperanza y el objetivo de poder quedarse a vivir en esta entidad.

“Conseguí trabajo de fines de semana en Querétaro y de lunes a viernes iba a Celaya e iba a iniciar el propedéutico y como no quedé en la UAQ, entonces me quedé a estudiar en Celaya, pero seguía trabajando aquí”, mencionó.

Casi cuatro años después, su novia de ese momento decidió venir a vivir a Querétaro, por lo que Gustavo vio una oportunidad nuevamente de iniciar su vida en la capital del estado.

Ya con trabajo entre semana en Celaya, decidió pedir su cambio y lo logró. En septiembre de 2010, ya estaba de lleno en la Querétaro. “Cuando ya iba a terminar la universidad, mi ex se vino a vivir a Querétaro y ya no sólo venia los fines de semana. Cuando yo termino la carrera, estaba en grupo Imagen en Celaya y vi una oportunidad de vivir en esta entidad, mande mi curriculum, les interesó y me hablaron… En septiembre de 2010 ya me vine a vivir de lleno aquí”.

Asegura que a pesar del tráfico que se vive día a día en esta capital —dice que hace menos tiempo en ir a su casa en Celaya que a su casa en Querétaro—, no se regresaría por nada del mundo a su lugar de origen, porque esta entidad “ofrece mejores oportunidades de desarrollo profesional”.

 

“Me gustaba más cuando venia de fines de semana, por el tráfico, es mas rápido el traslado en Celaya, que lo que hago del trabajo a mi casa de aquí de Querétato. Pero las oportunidades que se tienen aquí son mejores. No me regresaría”, asentó.

Hoy vive con su hermana en una casa en Querétaro, terminó su licenciatura en comunicación y periodismo y trabaja en Cablecom, una televisora local.

“De repente la pienso porque las cosas son más caras aquí, pero tengo la ventaja de que ahorita sólo pago los servicios, vivo con mi hermana y estoy soltero, pero ya hay otros motivos por los que no me gustaría regresar a Celaya. Estoy para quedarme”, puntualizó convencido.