Autoridades reportan malos manejos en 3 gestiones

19/08/2016
01:55
-A +A

Las últimas tres administraciones municipales de Huimilpan, dos a cargo del PAN y una PRI, han presentado observaciones por parte de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), ante irregularidades detectadas en la cuentas públicas de la alcaldía.

En septiembre de 2010 trascendió que el ex alcalde panista Lucio Fajardo Orta (2006-2009), desvió dos millones 34 mil 149 de pesos de recursos federales etiquetados para invertirlos en la Bolsa Mexicana de Valores. Se trató, de acuerdo con la ESFE, de dinero para combatir la pobreza a través de los fondos de Aportación para la Infraestructura Social Municipal (FISM) y de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun).

Los recursos se invirtieron en instrumentos de deuda que presentaron alta volatilidad en las tasas de interés; sin embargo, las observaciones señalan que también sirvieron al político para subsidiar a familiares y conocidos.

La ESFE encontró que el mismo edil se autorizó el pago de 111 mil 930 pesos por vacaciones no disfrutadas, pese a que la ley prohíbe compensaciones económicas por este concepto.

Cuatro años después, en septiembre de 2014, en la administración de la panista María García Pérez, la ESFE observó que utilizando recursos del Ramo General 33, el municipio ingresó dinero a la Casa de Bolsa Banorte Ixe y generó pérdidas para el erario.

Ese dinero era para atender demandas de la población en educación, salud e infraestructura básica, además de que esos recursos apoyan seguridad pública, programas alimenticios y de asistencia social.

La ESFE señaló entonces incumplimiento por parte del titular del área encargada de las finanzas públicas municipales y/o quien resulte responsable, en virtud de que se omitió cancelar el manejo de inversiones en valores de deuda que presentaron volatilidad en el precio unitario de los títulos a su venta.

Lo anterior generó afectaciones al erario municipal por pérdidas en las inversiones por 926 pesos.

Se informó que la alcaldía entregó en comodato a Banorte y Santander el uso y goce de bienes de dominio público municipal de manera gratuita y sin acreditar el interés público de esta acción.

En este sentido resalta que pudieron celebrarse contratos de arrendamiento para que la instalación de dos cajeros automáticos en la presidencia municipal generara ingresos para la alcaldía.

Cuestionada sobre las inversiones de riesgo, María García declaró que se registró durante la administración que encabezó Saúl Ayala Cabrera, por el PRI, entre las gestiones de Lucio Fajardo y la de García.