20 / septiembre / 2021 | 18:23 hrs.

Participan internos en elaboración de cobijas

Política 16/11/2012 05:56 Actualizada 05:56

Integrantes de las clínicas de rehabilitación Hogares San Francisco acudirán por sexta ocasión al taller preventivo de elaboración de cobijas que se lleva a cabo por parte de la iniciativa de Mini-Green, en conjunto con el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), quienes realizan la Operación Manta.

Esta es una iniciativa de una empresa dedicada al desarrollo de proyectos sustentables. Este año la meta es elaborar 300 cobijas. Lo que se produce se vende a empresas o instituciones, cuya compra tiene la finalidad de apoyar a comunidades o zonas en marginación.

Francisco Javier Capetillo, director de Mini-Green, informó que esta aspiración inició desde 2007 con la finalidad de ayudar a personas que se encuentran en rehabilitación, ya que, al elaborar estas cobijas hacen de su tiempo algo productivo.

Aseguró que en años anteriores se han donado en comunidades rurales de Querétaro, a la parroquia de San Isidro, al nuevo centro AMANC, fundación Herdez y a comunidades serranas, entre otras asociaciones civiles.

Javier Capetillo aseguró que por tercera ocasión están trabajando con Hogares San Francisco, en donde se elaboran 15 cobijas cada dos horas, por un grupo de 20 personas.

La técnica de las cobijas, es unirlas con nudos en lugar de coserlas. Proceso que sirve como terapia para los internos en su proceso de desintoxicación, por lo que esperan cumplir con su meta de este año.

Declaró que en los años anteriores, el resultado era la elaboración de 300 cobijas y el costo de cada una era de 200 pesos; en el taller se está generando un ingreso de 60 mil pesos al mes.

Todo inició con la finalidad de ayudar a una comunidad rural La Purísima, la cual necesitaba de estos apoyos y generaron un programa de emprendedor social; actualmente ya tiene más de cinco años operando en el estado.

Su funcionalidad es que estas cobijas ya fabricadas son vendidas a instituciones, personas o empresas, que deciden donar la cobija a algunos grupos vulnerables y de esta manera todos los participantes se benefician con ellas.

María Teresa Hernández Álvarez, directora de Operación Manta, informó que “se tienen muchas áreas beneficiadas, chavos en clínicas, gente vulnerable con frío. La finalidad es ser menos egoísta es la palabra sostenible del proyecto me parece importante recalcarla, porque no es un asistencialista, sino productivo”.

Por esa razón esperan que la sociedad en general se acerque a este programa y compre estas cobijas para ser donadas en alguna parte de la región y a un grupo vulnerable de la entidad.