21 / septiembre / 2021 | 21:39 hrs.

Magistrada ve existencia de “burocracia dorada”

Política 15/10/2015 01:28 Actualizada 08:42

En México se puede hablar de una “burocracia dorada” por los altos sueldos que perciben los funcionarios públicos, y la gente debe de saber dónde se deben de bajar los sueldos en la administración pública, afirmó la magistrada Celia Maya, quien agregó que se debe crear conciencia de que el país debe de cambiar para que el grueso de la población perciba mejores ingresos.

En entrevista, indicó que no se sabe cuánto gana esta “burocracia dorada”, sólo lo que publican los portales de transparencia en internet, aunque en ocasiones se ve que su nivel de vida no concuerda con sus ingresos. “La gente también debe de ser clara de no engañarse y saber dónde se deben de bajar los sueldos”, añadió.

Explicó que cuando los funcionarios afirman que se bajaron el sueldo, pero tienen “apoyos adicionales”, vehículos y otros gastos se engaña al respecto, pues lo que se tiene que hacer es estar más conscientes de la situación económica de México.

“El país tiene que cambiar y tenemos que procurar que haya mejores sueldos, porque eso de que sólo un 7% de la Población Económicamente Activa gane arriba de 10 mil pesos, necesitamos mejorar los sueldos”, aseguró.

En el caso de los diputados, se necesita saber en qué usan las prerrogativas que reciben para gasto social, pues lo que reciben por su sueldo como tal lo pueden usar como quieran y es con Hacienda a quien le deben de pagar los impuestos correspondientes por esos ingresos.

“Pero lo que no es sueldo y le dan para su trabajo no lo justifica, entonces es ahí donde se tiene que ver que lo justifiquen que es para su labor social, y que digan en que se los gastaron, porque si no dónde estará la transparencia”, precisó.

Sobre algunas críticas que se han hecho a los sueldos de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), añadió que su salario bruto, antes de impuestos es, efectivamente de 140 mil pesos, pero les descuentan el 30% de impuestos, pero sólo perciben esos ingresos, pues no tienen gastos de representación, ni les pagan gasolina, teléfono, ni les dan automóvil.

Precisó que en el caso de los magistrados se pusieron candados a sus salarios por ser el único de los tres poderes que no maneja dinero, y así evitar que por decisiones del Ejecutivo o el Legislativo se les redujera el salario.

“Lo importante es que todos tengan mejores sueldos, eso es lo que debemos de buscar, con una política económica que genere empleos y que estén bien remunerados”, acotó.

Puntualizó que con la reducción de sueldos de los funcionarios poco o nada se puede lograr, pues para lo que se tienen que trabajar es para que no haya desperdicios en ninguna área de la administración pública.