“Sector obrero está volviendo a dividirse”

“Con Cruz Araujo se ha intentado unificar”
Alejandro Olvera indica que debe haber comunicación con las bases, situación que no ha ocurrido durante 10 años en los que Jesús Llamas ha estado al frente (VÍCTOR PICHARDO. EL UNIVERSAL)
14/10/2016
02:02
Alejandro Olvera Hernández
-A +A

Los líderes sindicales en Querétaro o México nos debemos a las bases, a la unión del gremio y no a los secretarios generales, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) ya se ha fraccionado en tres ocasiones, en los tres periodos de Jesús Llamas Contreras y, por su intento de regresar a la dirigencia, se está volviendo a dividir el sector obrero en el estado.

Cuando la parte de arriba se divide están mandando un mensaje de que sector no está completo, sino que hay problemas con la persona. Para formar los liderazgos tiene que haber apoyo y comunicación con las bases, situación que no ha ocurrido durante 10 años, en los que el ahora diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha estado al frente.

Hay que recordar la CTM ya se fracturó con la creación de la sección uno; después vino otra ruptura más con don Miguel Rodríguez Maciel, en Huimilpan (ex diputado local y dirigente estatal). Hoy se está volviendo a fraccionar, cada vez esta organización se está reduciendo. Hay que pensar que ya se deben unir todos los sindicatos queretanos para conformar una verdadera confederación.

José Cruz Araujo, quien ha estado al frente de la confederación este último año, ha hecho bien las cosas. Hay más relevancia del sector obrero, hoy inclusive el gobierno del estado le ha dado empuje, porque la CTM estaba desapareciendo. Es por eso que nuestro dirigente nacional, don Carlos Aceves del Olmo, debería revisar bien la situación en Querétaro para poder determinar el trabajo tanto de uno como de otro.

Que se den cuenta que hoy, estando Cruz Araujo, se ha intentado unificar al sector obrero; sin embargo, cuando Jesús Llamas quiere regresar se da una separación. Debemos seguir los pasos de nuestro dirigente nacional, quien tiene un lema que es “unidad y progreso”.

Este tipo de divisiones, como las que estamos viviendo, se dan por intereses propios. Yo considero que cuando hay un líder que piensa en las bases, el trabajador se beneficia, pero cuando solamente se dedica a trabajar para sus intereses propios no le da esos logros a la clase trabajadora y esto nos perjudica gravemente. A mi parecer hay que dejar terminar a don Cruz, porque está haciendo un muy buen trabajo.

Las características principales en las que tiene que pensar un líder, ya sea de la CTM o cualquier otra agrupación, es en la unidad, el fortalecimiento de sus bases, en mantenerse al tanto de las necesidades de sus representados. Esto se comenzaba a vislumbrar con Cruz Araujo, porque las administraciones del señor Llamas habían afectado al sector obrero de la entidad.

No hay sindicato o confederación si no se toma como base la unidad. Hoy la unidad es sumamente importante, se debe tener acercamiento con las bases y buscar logros, prestaciones con los trabajadores y promover una central a nivel internacional y nacional para mantener la paz laboral en Querétaro. Lo importante es la unidad, para que los mismos secretarios generales tengan el acercamiento, que el líder sea nato, eso es lo importante, la unidad.

Si Jesús Llamas se ha mantenido es porque desde la primera vez se dan situaciones “muy particulares”. Primero se dio con Ezequiel Espinosa (líder sindical por cerca de 27 años), quien trataba de mantener la unidad, siempre protegiendo al diputado por esas mismas situaciones. La segunda vez se dio un proceso de ruptura, donde normalmente se debió convocar a una asamblea; sin embargo, se presentó una elección prácticamente de papel.

Al poner en una balanza, las tres veces en las que el diputado priísta ha estado al frente de la CTM la sección de Querétaro se ha fraccionado constantemente. En cambio, si otra persona hubiera estado al frente, como el mismo don José Cruz Araujo, tendríamos un sector obrero unido, fuerte y realmente de trabajo.

En el caso de don Carlos Aceves del Olmo, nuestro dirigente nacional, sabemos que trae una trayectoria de muchos años en la central, él ha visto las diferentes dirigencias en Querétaro y en todo el país, él siempre se ha manifestado por el trabajo y la unidad, él seguramente observará el trabajo que se ha realizado en tan sólo un año de Cruz Araujo y en las tres ocasiones que lleva Jesús Llamas. Para nuestro punto de vista, nos interesa la unidad y el trabajo, que eso se refleje en la clase trabajadora.

Comentarios