Noroña pide liberar a preso político

Política 09/12/2014 00:51 Actualizada 09:06

Gerardo Fernández Noroña, ex diputado federal petista, solicitó nuevamente al gobernador José Calzada Rovirosa audiencia para pedir la liberación del preso político Rubén Díaz, quien fue sentenciado en 1998 por pertenecer y ser dirigente del movimiento de El Barzón.

Recordó que este hombre, hoy de 70 años, sigue preso de manera ilegal pagando una condena de 38 años, de los cuales ya cumplió 18. Sin embargo, dijo, es urgente que sea liberado, ya que su salud se está deteriorando debido a la diabetes.

Señaló que el único crimen que cometió Díaz fue defender a los deudores bancarios, situación que le valió su detención durante un gobierno panista.

“Le estamos solicitando al gobernador Calzada que haga uso de sus facultades legales, no hay Estado de derecho, porque es un atropello lo que han hecho con Rubén, el mantenerlo en la cárcel con la suma de condenas fuera del marco de la ley, y estamos pidiendo que sea liberado y no esperar hasta el 15 de septiembre en el indulto”, comentó.

Agregó que en meses pasados el gobernador se comprometió a revisar el caso y dar una respuesta. Sin embargo, dijo que la situación de Rubén está plagada de irregularidades, incluidos los 26 delitos que se le imputan, de los cuales dos son graves, como lo es la retención de funcionarios.

“Los barzonistas tuvieron el atrevimiento, cuando fueron visitados por algunos funcionarios queriendo despojar de su vivienda a las personas. La gente organizada como Barzón retuvo a algunos actuarios, entonces se le suman todas las sentencias de delitos que pudieron haber alcanzado fianza, un acto jurídico ilegal, demostrando que no existió el Estado de derecho en ese momento, más bien la consigna política por la defensa de los patrimonios de las familias”, afirmó.

Expuso que este personaje está a punto de cumplir 70 años, además de que con los 18 años que ha estado en la cárcel ya pagó aquellos delitos graves de que lo acusaron, ya que el resto de no los cometió.

“El más grave implicaba ocho años y ya lleva 18 años pagando, y es una persona que no es narcotraficante, secuestrador, asesino, pero plantearle 39 años es infame, además de que está grave de salud, con riesgo de ser amputado.

Temas Relacionados
Noroña pide liberar A preso político