Se encuentra usted aquí

Crece natalidad por padres foráneos

09/06/2014
12:22
-A +A

De acuerdo con la directora del Registro Civil del estado, Fabiola Larrondo Montes, el reporte de nacimientos de personas nacidas en la entidad ha incrementado con relación al año pasado, sobre todo de ciudadanos originarios del norte, quienes llegan a poblar y tener a sus hijos en Querétaro.

Recordó que en 2013 se cerró con 40 mil registros de nacimientos, por lo que se estima que al término de 2014, este número se rebase, debido a la dinámica que se ha registrado en este primer semestre del año, con 18 mil registros.

“Esto es por la gran afluencia de personas de otros estados que están llegando a vivir a Querétaro, las familias que están llegando todos los días, y pues sus hijos nacen como queretanos, y creo que probablemente vamos a superar el total del año pasado”, aseveró.

Asimismo, Fabiola Larrondo informó que en un periodo de cinco años el número de registros de nacimientos aumentó considerablemente, especialmente de personas provenientes de estados como Michoacán, Guanajuato, Hidalgo, Tamaulipas, Chihuahua y del Distrito Federal.

“Es gente que viene y reside aquí, que tienen establecido su domicilio, y que algunas mujeres llegaron embarazadas y tuvieron aquí a sus hijos, pero que tienen residencia aquí, o bien que planifican a sus hijos ya en Querétaro”, refirió la directora del Registro Civil.

Sin embargo, destacó que lo importante es que las familias tengan la conciencia de la importancia del registro de un recién nacido.

“Inmediatamente de que nazca, deben de registrarlo, eso es algo que mucha gente deja a un lado, no los llevan a registrar y lo hacen muchas veces ya que tiene una apuración o cuando lo van meter a la escuela, cuando se debe de registrar antes de los seis primeros meses”, comentó.

En este sentido, la funcionaria recordó el programa para lograr que los niños que nazcan en el Hospital Materno Infantil salgan con su registro de manera inmediata.

Resaltó que el contar con un registro es un derecho de los niños, pues a través de este documento se dan de alta en el sistema y se les asigna su Clave Única de Registro de Población (CURP) y con ello una población de los menores.

De igual forma, dijo que una obligación que tienen los padres de familia con el menor es que durante el embarazo deben pensar el nombre que le van a poner al niño, el cual debe ser fácil de pronunciar y que lo dignifique como persona.

“No le deben poner nombres complicados que le vayan a causar mofa o burla, nosotros tenemos esa obligación en el Código Civil, en donde se vele porque el nombre no cause mofa o burla, y más en estos tiempos con tantas complicaciones que existen”, aseveró.

Resaltó que si un menor fue registrado tiempo atrás y quiere cambiarse el nombre porque es causa de burla, se analizará el caso para poder cambiarlo conforme a la ley.