“Uber impugna temas que había aceptado”

Cuando el Congreso local discutió la Ley de Movilidad la empresa estaba presente: Zapata
Uber, taxis ejecutivos, IQT, movilidad, Congreso Local
El presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable del Congreso local, Antonio Zapata, dice que el litigio podría llegar a tardar hasta tres años. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
04/04/2017
02:08
Marco Antonio Estrada
-A +A

La residencia de los conductores, el tiempo de vida útil de los vehículos, así como la posibilidad de cobrar en efectivo son las inconformidades que presentó Uber en el amparo contra la Ley de Movilidad, dio a conocer el presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable del Congreso local, Antonio Zapata, quien destacó que el litigio podría llegar a tardar hasta tres años.

El diputado del Partido Acción Nacional (PAN) lamentó que se hayan argumentado estos tres criterios para interponer un amparo, pues se discutieron por varios días en las sesiones de comisión, en donde estuvieron presentes los representantes de Uber; inclusive, dijo, estuvieron de acuerdo en cada uno de los puntos.

Mientras no se arregle el proceso jurídico que puso en marcha la empresa de taxis ejecutivos, se podrá continuar operando como hasta ahora lo ha hecho, en la informalidad, aseguró el panista al destacar que el documento oficial en el que se notifica del amparo ya se encuentra en el Congreso, aunque no ha podido leerlo completo.

“Yo me temo que se convierta en un proceso largo, que nos puede llevar dos o tres años en su definición. Entiendo que, en el inter, las cosas pueden quedar como están, lo que significa la ilegalidad. Vuelvo a manifestar mi extrañamiento, porque cuando hicimos las discusiones estuvieron presentes los miembros de Uber y no hicieron ningún señalamiento a la ley”, refirió.

Dijo desconocer si los conductores pueden ser detenidos o los vehículos se les puede retener, por lo que se comprometió a analizar de manera profunda el dictamen del amparo, para saber cómo es que deberá proceder el Instituto Queretano del Transporte (IQT) cuando identifique que está operando algún conductor de dicha empresa.

Actualmente, los conductores de Uber están obligados, según la Ley de Movilidad, a utilizar vehículos que no pasen los cuatro años de antigüedad; el cobro lo deben hacer estrictamente por vía electrónica y los choferes deben comprobar, al menos, cinco años de antigüedad en el estado. Ante ello, el presidente de la Comisión de Movilidad se dijo preocupado por que, posteriormente, puedan manifestarse en contra de algo que ya habían apoyado, como ocurrió con estos conceptos.

Comentarios