Asegura que no despidieron a Ortega | Querétaro

Asegura que no despidieron a Ortega

Política 03/02/2013 15:53 Actualizada 15:54

El diputado presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso Local, Alejandro Cano afirmó que la no ratificación de Adolfo Ortega en la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), no se puede catalogar como despido injustificado.

Apuntó que al acceder a este tipo de cargos, como el presidir la CEDH, es sabido por parte de los funcionarios que el puesto incluye que se ratifiquen o no terminando su periodo, y aunque la acción fue decisión de la pasada legislatura, el legislador consideró que no fue un despido.

“Pero no veo a lugar que el pudiera denunciar que lo corrieron porque es facultad de los diputados ratificarlo o no en su cargo”, destacó Alejandro Cano.

Sin embargo, dijo que si Ortega Osorio considera que sus derechos laborales fueron violentados está en toda la libertad de acudir ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje.

“Estos cargos así se establecen, son ratificaciones o no por parte de los diputados, es una facultad que tenemos. El despido, nosotros no despedimos a Adolfo Ortega, simplemente no lo ratificamos, aunque no nos tocó a nosotros, tocó en la pasada legislatura. Si él considera que se violaron sus derechos laborales, está ahí conciliación y arbitraje que fue donde el presentó su demanda”, dijo.

El pasado 14 de enero, el ex presidente de la CEDH interpuso una demanda con número de expediente 1314/2012/1 ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje en contra de la propia comisión.

En ella asegura haber trabajado como secretario Ejecutivo de la CEDH del 2004 al 2007 y como presidente de la misma comisión del 2007 al 2012, por lo que ahora pide el pago de una prima de antigüedad, de una prima vacacional y de aguinaldo, a los que dice tener derecho, del 1 de enero al 12 de febrero del 2012.

Además exige pago de vacaciones, indemnización por tres meses de salario por año laborado, pues al no ser reelecto como ombudsman, sin fundamento y motivación, es equiparable a un despido injustificado, asegura.

Ortega Osorio recibía un salario de 36 mil 918 pesos cada quincena. Más 333.50 pesos para despensa y 226.50 pesos por quinquenio.

Respecto a las otras cuatro demandas laborales que enfrenta la CEDH, Alejandro Cano informó que un juez determinará quién tiene la razón, por lo que no quiso emitir más juicios al respecto.

“En ese sentido yo podría decir que si alguno de los empleados que fue cesado de su cargo considera que fue injustificado, está el debido procedimiento para determinar si así fue o no y será un juez quien determine si se incurrió en un despido injustificado”, resaltó.

En cuanto a las actividades que realiza la comisión legislativa de Derechos Humanos y la CEDH, el legislador panista informó que se encuentran en reuniones para adecuar el marco legislativo para que Querétaro cuente con leyes en cuestión de derechos humanos de primer mundo.

“En la comisión legislativa estamos apoyando a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para signar los convenios que se están llevando a cabo en los distintos municipios, estamos apoyando en el tema de la promoción y buscaremos también de manera legislativa hacer las adecuaciones necesarias tanto en la constitución como en leyes secundarias para que el respeto a los derechos humanos en Querétaro sea de primer mundo”, puntualizó.