20 / junio / 2021 | 13:26 hrs.

Tres Coronas, el mariachi que nació en la pandemia del Covid-19

El confinamiento impulsó a Adolfo Gómez a concretar su sueño de tener su propio mariachi y buscó a músicos con la misma ideología

Tres Coronas, el mariachi que nació en la pandemia del Covid-19
Foto: Alma Gómez
Nuestras Historias 09/05/2021 02:32 Alma Gómez Actualizada 11:32

En medio de la pandemia, un grupo de jóvenes nada a contracorriente, y con violines, vihuelas, guitarras, trompetas y guitarrón, practica cada tarde las canciones más conocidas entre el género de la música popular mexicana.

En un ambiente de incertidumbre, desempleo y recesión económica; Ulises, Cesar, David, Daniel, Gustavo, Manuel y Rafael, se han propuesto consolidar su agrupación juvenil, el Mariachi Tres Coronas, que desde hace poco más de ocho meses a cautivado nuevos clientes, aún en medio de la contingencia sanitaria por Covid-19.

“Son tiempos muy difíciles, sobre todo por esto de la pandemia, sabemos que se han perdido empleos, las familias tienen menos dinero y es difícil que contraten una agrupación como la nuestra porque no hay muchas fiestas ni eventos como antes, pero aún así seguimos adelante, es un sueño que todos nosotros tenemos en común”, comenta Gustavo Adolfo Gómez, joven de 26 años, quien dio el primer paso para integrar al Mariachi Tres Coronas.

La agrupación tiene siete integrantes, algunos estudiantes en niveles básicos, otros alumnos de música y el resto profesores de preparatoria.

La pandemia, un impulso

La contingencia por Covid-19 ha sido uno de los principales contratiempos para los jóvenes músicos; sin embargo, Gustavo considera que fue un impulso para consolidar su sueño.

“Más que pertenecer a una agrupación, mi sueño siempre ha sido crear mi propio mariachi, que tenga una ideología de trabajo que empate conmigo, y fue más o menos a mediados del año pasado, en plena pandemia, que me decidí a iniciar este proyecto, a buscar a músicos que estuvieran interesados, tuvimos muchas pruebas y errores, pero ahora parece que encontramos un equilibrio”, relata.

Gustavo Adolfo es profesor de música, y su trabajo como maestro disminuyó drásticamente debido a la pandemia y a la suspensión de clases presenciales. Hasta ahora sigue impartiendo clases en línea, pero su pasión por estar en contacto con la música y el canto, lo llevó a conformar el mariachi juvenil.

pagina_4_especial_historia_mariachi_tres_coronas_125456321_0.jpg

El septeto inició desde cero a construir su repertorio, practicar las piezas que ya conocían y estudiar canciones nuevas. Pedían la oportunidad de cantar en restaurantes de comida mexicana y se entusiasmaron al ver la buena reacción de los comensales.

Con el tiempo comenzaron a surgir contrataciones. Cumpleaños, serenatas, celebraciones familiares y aniversarios luctuosos, son los eventos en donde son más solicitados.

Los jóvenes músicos se dicen comprensivos con la situación; actualmente se preparan para la celebración del 10 de Mayo.

“Para nosotros la celebración del Día de las Madres puede ser una fecha muy buena, ya veremos que tal se presentan las cosas, pero de cualquier forma nos estamos preparando para esa fecha”, comenta.

Recientemente, el Mariachi Tres Coronas tocó un par de horas en una pequeña reunión familiar, los músicos permanecieron afuera de la casa, mientras al interior la familia disfrutaba.

Esfuerzo colectivo

Gustavo reconoce que la mayor satisfacción hasta ahora es el reconocimiento de la gente, comprobar que disfrutan la experiencia de verlos tocar y cantar. Aunque confiesa que no ha sido fácil ser constantes en los ensayos, en la pandemia.

“Ver el reconocimiento de la gente es lo mejor para nosotros (...) siempre he creído que la calidad de un buen grupo musical, viene de las horas que le dedicamos al ensayo, a las ganas con las que hacemos nuestro trabajo, sin importar la poca trayectoria que tenemos.

“Lo más difícil ha sido resistir en todo este tiempo de pandemia, porque todos tenemos otras actividades, cada quien tiene sus empleos, vivimos al día y ha sido muy difícil ser constantes, organizados y comprometidos, pero lo hemos logrado porque todos tenemos la misma idea, sacrificar un poco de nuestro tiempo para dedicarlo al trabajo del mariachi, y poco a poco vemos los frutos gracias a la dedicación de todos”, dice.

Los músicos piden a la sociedad confiar en el talento juvenil; y a los jóvenes, que al igual que ellos son apasionados de la música, les recomiendan no desistir a su sueño de la infancia, ser constantes y rodearse de personas con el mismo sueño.

“Todos nosotros tenemos la misma idea, estudiar más, ensayar más para ser mejores cada día, todos tenemos otros empleos, pero amamos la música, nos esforzamos mucho en que este proyecto salga adelante, los resultados son gracias al esfuerzo de cada uno de nosotros”, expresan los músicos.

 

 

Temas Relacionados
mariachi Covid-19 pandemia

Comentarios