Tras dos años de cierre al público, abre el Parque Bicentenario | Querétaro

Tras dos años de cierre al público, abre el Parque Bicentenario

Su reapetura será por etapas, por ahora sólo será para pasear; los juegos mecánicos permanecerán inactivos hasta tener más recursos, señalan

Tras dos años de cierre al público, abre el Parque Bicentenario

Tras dos años de cierre al público, abre el Parque Bicentenario Foto: Manuel García

Nuestras Historias 04/07/2022 09:23 Manuel García Actualizada 09:32

“Yo me quería subir a la montaña rusa”, fue la voz de un niño que reclamaba a uno de los trabajadores del Parque Bicentenario, y es que a más de dos años de haber estado cerrado, reabrió sus puertas al público, pero sólo para pasear, porque las atracciones mecánicas se mantienen inactivas.

Fuentes cercanas al gobierno municipal de Querétaro estiman que para que los juegos mecánicos operen de nueva cuenta se requieren al menos 4 millones de pesos; 3 millones para poder pagar la energía eléctrica que consumen las atracciones y un millón de pesos para pagar la recertificación de la Asociación Internacional de Parques de Atracciones para que los juegos mecánicos funcionen nuevamente.

6-1_141314185.jpg

Esta certificación avala la seguridad de los juegos y las pólizas de seguros de los usuarios ante cualquier eventualidad.

Es por eso que la reapertura del Parque Bicentenario se dará en varias etapas. Por ahora sólo se reabrirá a partir del siguiente fin de semana, para paseos y atracciones que no requieren energía eléctrica; después se pretende que integren actividades lúdicas y conforme se tenga el recurso económico ir activando los juegos mecánicos, sin embargo, en este caso se espera sea a largo plazo.

Trabajadores del Parque, aseguraron a EL UNIVERSAL Querétaro, que pese a que estuvo cerrado, desde el mes de marzo del 2020 se trabajó lo necesario para evitar que las instalaciones se deterioraran. En el recorrido hecho por este medio, se pudo observar que hay lugares como el lago, donde el agua en la cual habitan unos patos, se encuentra sucia y con basura, los puestos de comida y de souvenirs en mal estado, sin embargo, las áreas verdes se mantienen en buenas condiciones.

Atracciones como la montaña rusa, muestran varios metros de los rieles con oxidación y mucha vegetación; lo que era el Río Salvaje tiene agua estancada y las balsas se notan afectadas por la exposición al sol.

6-3_141314230.jpg

El carrusel y otros juegos mecánicos infantiles están bloqueados con mesas de plástico para evitar que se metan a la zona de controles.

En el área del malecón las lanchas de pedales y las acuabicis sólo flotan sobre el agua estancada del lago.

¡Nada como una torta de jamón!

Las personas que llegaron al parque aprovecharon los atracciones como escenarios para tomarse fotos, o sólo observarlas. Otros decidieron llevar algo para almorzar y se colocaron en la zona techada en la que las mesas y sillas se aprovecharon para montar el menú de tortas.

A pesar de dejar entrar a la gente con alimentos, lo que sí se prohibió es entrar con botellas de agua, lo que generó molestía entre los usuarios, pues aseguraraban que ante el calor, necesitaban la hidratación.

Y la molestia empeoró cuando al interior del parque sólo hay un estanquillo donde se ven obligados a pagar precios más altos por botanas y refrescos.

Además de revisar las mochilas y bolsas, se pedía a los paseantes que deberían usar el cubrebocas, sin embargo “sólo pongaselo para entrar ya que ande adentro del parque si quiere se lo quita”, dijo el vigilante de la puerta principal.

 

Comentarios