Peregrinos desoyen a la Diócesis queretana | Querétaro

Peregrinos desoyen a la Diócesis queretana

Grupo “rebelde” realiza un recorrido a pie, pese a la advertencia de autoridades católicas de hacerlo híbrido

Peregrinos desoyen a la Diócesis queretana Foto: Fernando Camacho

Nuestras Historias 18/07/2022 08:07 Zulema López Actualizada 14:00

A pesar de que la Diócesis de Querétaro llamó a los fieles para que la peregrinación al Tepeyac fuera híbrida y que no se realizara el recorrido a pie, diferentes grupos de fieles queretanos decidieron realizar el trayecto para visitar a la Virgen de Guadalupe.

Las mujeres llegaron a San Juan del Río, en donde se dirigieron a la parroquia de San Juan Bautista, en el Centro Histórico, para orar, y pernoctar para llegar este lunes al Estado de México.

Las autoridades del municipio les proporcionaron acceso a las instalaciones del Centro Cultural y de Convenciones (CECUCO), para que pudieran descansar y, este lunes, continuar con su trayecto.

Diferentes grupos de hombres queretanos también se organizaron, cada uno con su propia estrategia para realizar el recorrido. Entre los fieles locales se encontró el grupo que integraron Javier y Antonio Trejo

Javier, uno de los dos entrevistados peregrinó por primera vez en 1963. El hombre afirmó que no es extraña la desobediencia, pues muchas veces participaron, pese a los llamados para que se quedaran en sus hogares, “fieles se movilizaron durante el tiempo de la Revolución y ahora lo hacemos pese a la pandemia”, destacó.

“Muchos años no han permitido que salga, la han convocado y otras no; como 1914, 1915 y 1916, en que la Diócesis no convocó por los problemas políticos y sociales que había en el país, sin embargo, los sacerdotes, en los templos, decían “vayan, no dejen de ir a esa piadosa costumbre”, declaró Javier.

Agregó que tampoco es raro que se busque impedir que participen las mujeres en la peregrinación, al menos cuatro veces se les ha negado el derecho de hacer el recorrido.

“A las mujeres ha habido cuatro años que no les han permitido caminar, hubo un obispo, por ahí, que no las dejaba, después, ha habido dos obispos… cuatro veces las han suspendido, sin embargo, la fe es más importante que otras cosas. Nosotros venimos un rato en oración, haciendo algo que sabemos que es bueno”, declaró Javier.

Ambos peregrinos dijeron que continuarán realizando el trayecto rumbo al Tepeyac conforme les sea posible hacerlo, pues no caminarán todos los días; añadieron que su grupo está conformado por verdaderos peregrinos, porque buscan a Dios en el camino y sino lo hicieran, serían caminantes.

“No vamos a México, nada más caminamos hoy y ya… peregrino no es el que camina, peregrino es el que va a un lugar santo y en su caminar ve las maravillas de la creación y busca a Dios en el camino o en el lugar santo… el peregrino no es el que camina, puede llegar en vehículo, en tren, en avión, en camión, como tú quieras. Yo he ido a muchos santuarios. El Papa, por ejemplo, a los que van a Roma, les dice peregrinos y nunca he visto que lleguen caminando”, añadió Javier.

A pesar de que ambos regresan este lunes, el resto del grupo mantiene la intención de llegar hasta la Villa, en la capital del país.

Comentarios