Otra vez, será virtual el concurso de la lloradera en Querétaro

Está lista la convocatoria para el Concurso Nacional de Plañideras que convoca San Juan del Río; se premiará a las tres primeras, cuatro mil pesos son para quien llore mejor

Otra vez, será virtual el concurso de la lloradera en Querétaro
Foto: Archivo
Nuestras Historias 22/10/2021 06:07 Rocío G. Benítez Actualizada 12:14

Está lista la convocatoria para el tradicional Concurso Nacional de Plañideras que organiza el Instituto de Cultura, Turismo y Juventud de San Juan del Río, municipio de Querétaro. Su edición 2021 se vivirá en modo virtual, igual que el año pasado. En 2020, por causa de la pandemia, el concurso se llevó a la virtualidad, con una gran participación de gente de Querétaro y otros estados, la ganadora del primer lugar fue una mujer de Baja California, quien se llevó el reconocimiento con una propuesta que llevó a los espectadores del llanto contenido a la desesperación.

En las bases del concurso aclaran que podrán participar mujeres mayores de 18 años, de cualquier lugar de México. La participación será virtual, cada concursante realizará su representación del duelo que interpreta una plañidera a través de un video de máximo dos minutos. El jurado calificará: llanto, creatividad, vestuario, veracidad, actuación y expresión corporal.

Las inscripciones quedan abiertas hasta el 28 de octubre. Se premiará a los tres primeros lugares, además de dar un premio especial a la mejor caracterización (atuendo). El primer lugar recibirá 4 mil pesos; el segundo 2 mil 500, y el tercer sitio mil 500 pesos. A través de las redes del mismo Instituto de Cultura, Turismo y Juventud de San Juan del Río, están las bases completas de la convocatoria.

El Concurso de Plañideras forma parte de la edición número 15 del Festival de Día de Muertos que celebran en San Juan del Río, evento para el cual también convocan al Concurso Infantil de Disfraces Mexicanos, Concurso Artesanal de Máscaras de Muertos, Concurso de Ofrendas de Día de Muertos, además de Concurso de Catrinas y Calaveras Literarias.

DE DÓNDE SALIERON LAS LLORONAS

La palabra plañidera define a la “mujer llamada y pagada que iba a llorar a los entierros”. Viene de la palabra plañir que significa “gemir y llorar, sollozando o clamando”.

La práctica de las plañideras se conoce en distintas civilizaciones. En México se empezó a extender este oficio en los siglos XVI y XVII, cuando las familias adineradas contrataban a mujeres para que asistieran a sus funerales para derramar su llanto y entre más llanto mejor era la paga.

En Querétaro aún hay comunidades en donde persiste el oficio de plañidera, son mujeres a las que convocan principalmente para rezar el rosario y, estando en el funeral, “sueltan el llanto”, aunque no conozcan al deudo, es su forma de mostrar respeto y de compartir el dolor con los familiares del difunto.

Pero el oficio se está perdiendo, las pocas que lo ejercen en la actualidad son mujeres mayores de edad y las nuevas generaciones no se suman, por eso se creó el Concurso Nacional de Plañideras en 2005, en San Juan del Río, convocando a plañideras originales, señoras aficionadas y hasta actrices.

La competencia en vivo es todo un espectáculo que incluye una procesión fúnebre por las principales calles de San Juan del Río. En las ediciones anteriores, las lloronas han dedicado sus duelos a célebres personajes de la política, comediantes, actores y cantantes como José José, Camilo Sesto, Celso Piña, Pedro Infante, Capulina, Frida Kahlo, Juan Gabriel y Selena.

El año pasado, la ganadora del primer lugar fue para Princesa Katleen Chávez Arce, de Baja California, por su llanto contenido que fue creciendo hasta terminar en la desesperación.

El segundo lugar fue para el llanto desbordado de María Silveria Balderas Rubio, del municipio de Tequisquiapan, Querétaro. Y el tercero fue para María Ofelia Ramírez Arteaga, de San Juan del Río, quien dedicó su duelo al entonces funcionario Memo Vega.

“¡Ay, Memito, te faltaba un año y este virus te ha llevado. Ni las patrullas, ni tu camión blindado, mejor te hubieras quedado guardado!”, se escuchó llorar a la doliente.

Comentarios