Nazaria, la enfermera que dedicó toda su vida a apoyar a quien lo necesita en Querétaro | Querétaro

Nazaria, la enfermera que dedicó toda su vida a apoyar a quien lo necesita

Tras 53 años de servicio en el sector salud, la enfermera culminó su etapa laboral con la satisfacción del deber cumplido

Nazaria, la enfermera que dedicó toda su vida a apoyar a quien lo necesita

Nazaria, la enfermera que dedicó toda su vida a apoyar a quien lo necesita Foto: Mitzi Olvera

Nuestras Historias 08/11/2022 08:44 Laura Banda Actualizada 09:26

Después de 53 años de servicio en el sector salud, Nazaria López Hernández culminó su vida laboral. Dice que se va con la satisfacción del deber cumplido y con una actitud positiva para lo que viene en adelante. 

Acompañada de sus familiares, Nazaria, enfermera general del Centro de Salud Pedro Escobedo en la capital del estado, se despidió de sus compañeros de trabajo y amigos, a quienes reconoció como “su segunda familia”.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro comparte que hoy tiene sentimientos encontrados por el inicio de una nueva etapa de vida y mayor convivencia familiar; también siente nostalgia por más de cinco décadas dedicadas al trabajo en apoyo y atención a la salud de la población.

jubilacion_nazaria_2.jpeg

“Hoy puedo decir: trabajo cumplido, no dejo problemas, me voy contenta y satisfecha; dejo aquí una gran familia que se formó durante tantos años.

“Extrañaré mi actividad y a mis compañeros, pero también estoy contenta porque ya me voy para estar con la familia y disfrutar de esta nueva etapa de vida y de la oportunidad de convivir con mi hijo, cinco nietos y nueras”, señala con la voz entre cortada al lamentar la pérdida de su segundo hijo por Covid-19.

Pero en medio de esta pérdida irreparable, Nazaria dice que la vida debe continuar y le agrada saber que ahora tendrá tiempo para hacer ejercicio, viajar con su familia, platicar y tomar “cafecito” con las amigas y vecinos con quienes presume tener una gran relación.

El inicio

Nazaria López Hernánez, integrante de una familia de 10 hermanos, todos con carrera profesional, la mayoría con formación en el magisterio y sólo ella y una hermana enfermeras, reconoce el apoyo que siempre recibió de sus padres para continuar con sus estudios, así como del respaldo de su esposo (finado) para ejercer su profesión.

En entrevista en lo que fue su última área de trabajo, recuerda que con tan solo 17 años llegó al sector salud, siendo su destino San Miguel Tolimán, lugar que por año y medio dejó para cumplir con su formación académica en la escuela de enfermería de Ciudad Victoria, Tamaulipas, y centro de trabajo al que posteriormente se reintegró a la par de complementar ya en esta entidad sus estudios.

“Me mandaron por parte de la Secretaria de Salud a Ciudad Victoria, Tamaulipas, pues en esos tiempos la misma secretaría te daba la oportunidad de seguir estudiando”, recuerda.

Explica que es de esta manera que logra concluir sus estudios de enfermera general, que le permitieron desempeñarse, además del municipio de Tolimán, en los hospitales de San Juan del Río, Amealco, Jalpan, así como el Hospital General de Querétaro y desde 1985 hasta el pasado 28 de octubre de este año en el Centro de Salud Pedro Escobedo, en la capital. 

Refiere que el camino ha sido largo, pero siempre de compromiso con el trabajo y de atención a quien necesita de los servicios de salud.

“A mí me gusta la actividad, me gusta el trabajo; es bonito apoyar a la gente que lo necesita”, subraya. 

El retiro

Ahora, con una edad de 70 años y 53 de enfermera, dice que han sido muchas las experiencias y anécdotas, pero también de grandes retos; una crisis de salud generada por Covid-19, enfermedad que a todos ha impactado y nos ha quitado seres queridos, expresa. 

Comenta que en los últimos 37 años, su trabajo estuvo en el centro de salud ubicado en la calle José María Pino Suárez, donde recorrió y conoció cada una de las áreas que la integran, siendo su última responsabilidad las labores de la Central de Esterilización y Equipos (CEYE). “Aquí es prácticamente el corazón del centro de salud; si se trabaja aquí, trabaja todo el centro de salud”, asevera.

Detalla que en esta área se lleva a cabo el reparto de todo el material que a diario ocupa el personal para el desempeño de su actividad.

Es precisamente aquí, donde Nazaria López Hernández, cierra el ciclo laboral, y aunque señala convencida todavía tener condiciones físicas para seguir adelante, también acepta que “es el momento de irse a descansar, de irse bien y salir bien del centro de salud y ya empezar otra etapa de la vida”. 

Temas Relacionados
Nazaria Enfermera Querétaro

Comentarios