Mexicana está varada en Alemania

Espera regresar a finales de abril
Mexicana está varada en Alemania
Foto: Especial
07/04/2020
08:57
Zulema López
-A +A

Tania es una mexicana en Alemania que ha visto frenado su viaje de retorno ante el cierre de fronteras y cancelacione de vueloss, producto de las medidas sanitarias contra el Covid-19.

Señala que el trato ha sido bueno, tanto de aquella nación como de la embajada de México, pero eso no quita que aún encuentra dificultades para concretar su regreso a México, el cual tenía programado para el 28 de marzo, y que la última información que se le ha emitido es que las aerolíneas trabajarán de manera regular a partir del 30 de abril.

Arribó a tierras alemanas el 10 de enero para visitar a su hermana. Su meta era la de permanecer los casi tres meses que permite la autoridad a los turistas que carecen de visa.

Reconoció la labor de las autoridades para mantener baja la cifra de infectados, lo que permite vivir una situación muy diferente a la de España e Italia.

“Supermercados y farmacias continúan abiertas. No me ha tocado ver compras de pánico ni nada parecido. Tampoco me he enterado de que en otros lugares esté sucediendo. Todo muy tranquilo.

Cabe mencionar que me encuentro en un pueblo, no en una ciudad grande. Los avecindados han sabido tomar la situación con prudencia. Está permitido salir a caminar para despejarse o andar en bicicleta, aunque con limitantes, so pena de multa que van de entre 2 mil a 25 mil euros. No puede haber más de tres personas juntas en la calle [salvo que sean familia y vivan en la misma casa]”.

Urgió a que en México se tome el tema con seriedad, tranquilidad y prudencia, seguir todos los consejos de la autoridad en materia de higiene y permanecer en casa, toda vez que los esquemas de ayuda,y el respeto al personal de salud permitirán salir lo más pronto posible.

En cuanto a lo que ha enfrentado para regresar el 19 de marzo, la agencia la contactó para cancelarle el trayecto Frankfurt-Madrid, y le ofrecieron una conexión que se realizaría siete horas antes. El 21 de marzo el contacto fue para volverle a cancelar, aunque después le indicaron que sí podría viajar. El 26 la contactó la aerolínea que la traería de Madrid a México para decirle que ese vuelo se había cancelado. Le indicaron que tendría que llegar a Madrid el día 28, si es que quería viajar.

Las altas posibilidades de que el vuelo se cancelara y no poder regresar a Alemania la hicieron rechazar el vuelo que, después le informaron, fue el último. Las próximas salidas se programaron para mayo.

Comentarios