La lucha de un vivero por salvar a la cempasúchil

Instalación municipal trabaja para que flor esté lista el Día de Muertos tras fuertes lluvias en el estado; hay algunas enfermas, necesitan tratamiento: cuidadores

La lucha de un vivero por salvar a la cempasúchil
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 16/10/2021 09:53 Alma Gómez Actualizada 09:53

Las lluvias y la humedad de los últimos días en la capital del estado casi arruinan la producción de cempasúchil en el vivero municipal, por eso los 45 trabajadores  se esfuerzan por que la producción de 26 mil flores se complete con éxito. 

Estas flores se instalarán la próxima semana en los diversos espacios públicos de la ciudad, para iniciar las celebraciones por el Día de Muertos, por eso la salud de estas flores de 20 pétalos es fundamental. 

Rocío Cabrera, supervisora del vivero municipal de Querétaro, señala que aún luchan contra una plaga que amenaza a algunas plantas; sin embargo, las flores que aún se ven afectadas son las menos. 

“Sí tuvimos afectaciones por la lluvia y el exceso de humedad, tuvimos una infestación de hongos cenicilla, pero logramos controlarlo con varios productos y fertilizantes con nitrógeno, potasio y fósforo, afortunadamente esto ayudó mucho a salvar la floración, a que las flores resistieran la infestación. 

“Tenemos algunas plantas enfermas, debemos cambiarlas de lugar para darles un tratamiento especial con fungicidas, ahorita tenemos el problema de un hongo,  que es la cenicilla, este año está más grande la flor, con muchos más pétalos, entonces vemos que si están afectadas por el hongo”. 

Las 26 mil flores de cempasúchil  color oro, amarillo y naranja fueron cultivadas en el vivero municipal desde agosto,  pues como ya es costumbre del gobierno municipal en dicho espacio se producen todo tipo de plantas y flores, poniendo especial atención a  las que adornan  la ciudad, tal es el caso del cempasúchil y en su momento la nochebuena. 

Rocío señala que la producción de cempasúchil es un proceso minucioso, pero también reconfortante, por lo que todos los empleados deben estar alerta y revisar  la salud de las flores para combatir plagas, temperatura, humedad y demás factores de riesgo que puedan poner en peligro la producción. 

“Todo este trabajo lo empezamos desde agosto, que es cuando nosotros recibimos la plantula, pero desde antes debemos tener preparado el embolsado, el sustrato que ocupan las plantas, porque llevan varios procesos, incluyendo la composta,  que nosotros también realizamos”, explica.  

“Es muy padre ver el resultado final y saber que las flores que cuidaste con paciencia y amor estarán adornando las calles y jardines de tu ciudad. 

“A la gente les digo que las disfruten mucho, que las cuiden, porque hay mucho trabajo detrás de estas flores, hay todo un equipo de personas que lleva días revisando que no tengan plaga, que no se enfermen, cambiándolas de lugar para que tengan una mejor temperatura ambiente y demás”, dice. 

Este año, la producción total de flores de cempasúchil en el vivero municipal fue de 26 mil flores, cuando el año anterior se produjeron 50 mil. 

Rocío explica que debido a la contingencia sanitaria y previendo que muchos espacios públicos aún no están abiertos al público, se redujo el número de flores producidas. 

“En realidad compramos pocas plantas, son 26 mil cuando el año pasado fueron más de 50 mil. Prevemos lo de la pandemia, porque varios espacios públicos no están abiertos al público, entonces no necesitaríamos tanta planta, por eso decidimos comprar menos flor”. 

A partir de la próxima semana estás flores saldrán del vivero para ser plantadas en el Centro Histórico, la Alameda Hidalgo,  entre otras zonas, para ambientar la ciudad con motivo del Día de Muertos, celebración mexicana en la que dicha flor está presente en todo tipo de ofrenda a los difuntos. 

Las flores permanecerán en la vía pública alrededor de tres semanas y después serán removidas para dar pie a las flores de nochebuena, con las que se recibe la    Navidad. 

Y es que el vivero municipal no sólo produce plantas y flores de temporada, sino que todo el año produce cientos y cientos de ejemplares. Rocío  asegura  que en promedio producen 50 mil flores y plantas al mes, e incluso 85 mil si el clima en ese mes fue muy bueno.

“En el vivero siempre producimos miles de plantas, cada una de estas tiene su temporada, por supuesto, y depende de la estación del año es la producción que tenemos aquí,  aunque todo el año tenemos durante, rubí, lavanda, romero, hiedra inglesa, ajillo, así como  muchos tipos de suculentas”. 

Ninguna de las plantas que se producen en el vivero municipal son puestas a la venta, su uso principal es para trasplantarse a las distintas áreas de la ciudad, aunque también se realizan donaciones a familias o asociaciones civiles que lo requieren.

“Siempre invitamos a las personas a que visiten el vivero, que conozcan lo que hacemos aquí, la verdad es que todos amamos nuestro trabajo, nos encanta trabajar con la naturaleza”, comenta la mujer. 

Temas Relacionados
cempasúchil día de muertos Lluvias

Comentarios