Justicia, la deuda con las personas desaparecidas en Querétaro | Querétaro

Justicia, la deuda con las personas desaparecidas en Querétaro

Tras visita a México, el CED señala necesidad de crear política para erradicar la problemática y respetar derechos de las víctimas

Justicia, la deuda con las personas desaparecidas en Querétaro

Justicia, la deuda con las personas desaparecidas en Querétaro Foto: Jesús Ugalde

Nuestras Historias 17/01/2022 06:52 Estrella Pérez Actualizada 06:52

Tras una solicitud hecha en 2013, el Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada (CED, por sus siglas en inglés) visitó México por primera vez.

Su arribo era esperado por activistas, defensores de derechos humanos y familiares de desaparecidos, como una oportunidad para exponer el contexto nacional en la materia.

En el encuentro con activistas y familiares de desaparecidos, se planteó la posibilidad de que el organismo estudie y atraiga el caso del queretano José Esaú Ugalde Vega, quien desapareció el 14 de septiembre del 2015, a la edad de 25 años, y tres meses después, fue encontrado sin vida.

A seis años, sus familiares siguen buscando justicia luego de que el inculpado quedara libre en 2021, cuando se le dictó sentencia atenuada, relató José Ugalde, padre de Esaú e integrante de la organización Desaparecidos Justicia Querétaro.

foco_grafico_historia_piden_a_la_onu_atriaga_el_caso_de_un_queretano_desaparecido.jpeg

Aunque el comité no visitó Querétaro, sostuvo una reunión, a finales de 2021, en Ciudad de México con activistas del estado, donde la organización reportó que ha documentado más de 720 personas desaparecidas en la entidad.

José Ugalde agregó que se dialogó sobre el caso de Esaú, y se acordó que se entregará el expediente en busca de que sea adherido al comité de la ONU.

“El Poder Judicial está lleno de tráfico de influencias e impunidad. Lo digo por mi caso porque lo expuse. Después de ahí el comité me pidió la situación para poder adherirlo”, explicó.  

Al activismo de José Ugalde le antecede haber vivido la desaparición de su hijo. Si el caso de Esaú es adherido al Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada, “se pondrá de manifiesto la violación de derechos humanos que ha llevado el proceso de mi hijo por impunidad y por la situación del Poder Judicial. Eso es muy grave, violar los derechos donde en pleno juicio cambian los jueces, viene una jueza que en ocho días no revisa el expediente y deja libre al victimario”.

José Ugalde confía en que el caso será estudiado por el comité, para entonces emitir un informe relacionado con ello.

Respecto a la determinación de la jueza, el activista hizo un llamado a que se respete el debido proceso, se realice una nueva valoración de las pruebas y se dicte nueva sentencia sin el atenuante de riña. Además, instó al Poder Judicial del estado a dar seguimiento al caso.

El comité de la ONU informó que visitó 13 estados en México. Además de sostener 48 reuniones con más de 80 autoridades y 33 reuniones con víctimas y colectivos provenientes de casi todas las entidades.

Al terminar su visita, y al destacar los avances del país, el comité de la ONU lamentó constatar que se mantiene una situación generalizada de desapariciones en gran parte del territorio, “frente a la cual, tal y como venimos señalando desde el 2015, [imperan] la impunidad y la revictimización”.

“Si bien las autoridades nos han informado de una reducción del número de registros de personas desaparecidas, no podemos obviar la necesidad de que México adopte una política nacional de prevención para erradicar la desaparición, que involucre a todas las autoridades y que haga efectivos los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”.

En 2020, en Querétaro hubo 553 reportes de personas desaparecidas o no localizadas que fueron hechos del conocimiento de las instituciones de seguridad pública estatal.

Con esta cifra, Querétaro se ubicó como el octavo estado del país con más reportes en ese año, detalla el Censo Nacional de Seguridad Pública Estatal.
 
Ese mismo año, expone el censo, en el estado hubo 30 personas localizadas por las instituciones de Seguridad Pública estatales, cifra que corresponde a sólo 5.4% del total de personas desaparecidas ese año.

Durante 2020, en el país se reportaron 13 mil 542 personas desaparecidas o no localizadas a las instituciones de Seguridad Pública estatales, expone el censo nacional del Inegi.
 
El Estado de México concentró el mayor número de casos, con 6 mil 422, le siguieron Veracruz, con mil 151; Michoacán, con 952; Yucatán, con 779; Nuevo León, con 697; Morelos, con 690; Sinaloa, con 660 y en seguida, el estado de Querétaro
 
En el mismo año, la cantidad de personas reportadas como desaparecidas o no localizadas que fueron encontradas por las instituciones de Seguridad Pública estatales fue de 3 mil 170, de acuerdo con los reportes dados a conocer por 14 estados.
 
Al respecto, Yucatán concentró la mayor cantidad, con mil 193 localizaciones. Enseguida Nuevo León, con 855; Quintana Roo, con 357; Estado de México, con 302; Michoacán, con 296; Hidalgo, con 46 y Querétaro fue la séptima entre estas entidades.
 
Adicionalmente a lo anterior, en 2021 —hasta el 20 de diciembre—, la Fiscalía General del Estado de Querétaro expone fichas de 265 personas en calidad de no localizadas.
 
Del total de estos registros, 56 son mujeres y 209 son hombres, de acuerdo con el sitio web de la fiscalía local.
 
Entre las fichas de mujeres no localizadas, 13 registros corresponden a mujeres menores de edad, cuyas fechas de desaparición oscilan entre el año 2016 y hasta el 2021.

Mientras tanto, 43 corresponden a reportes de mujeres mayores de edad, con registros de desaparición desde el 2012 hasta el presente año.

Respecto a las fichas de hombres, 17 reportes son de menores de edad. Hay registros desde el año 2003, hasta la actualidad.

Asimismo, 192 son hombres mayores de edad, entre los cuales el caso más antiguo tiene como fecha de desaparición el año 1999.

Comentarios