Felipa, la abuelita con EPOC que ya recibió la vacuna contra el Covid-19

Pese al frío, la adulta mayor fue al Centro de Salud de Amealco para ser de las primeras en tener la vacuna de AstraZeneca

Felipa, la abuelita con EPOC que ya recibió la vacuna contra el Covid-19
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 16/02/2021 05:18 Alma Gómez Actualizada 10:45

A sus 83 años y padeciendo EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), Felipa Alvarado es de los primeros adultos mayores en recibir la vacuna contra el Covid-19 en Querétaro.

La acompaña su hija Petra Martínez, de 52 años. Esta familia, al igual que la gran mayoría en el municipio de Amealco, no cuenta con internet en su vivienda, por lo que Felipa no fue registrada en la plataforma digital de Bienestar para recibir la vacuna.

Sin embargo, una vecina les avisó de la campaña de vacunación que se realizará esta semana; así que a primera hora, Petra acompañó a su madre Felipa hasta el Centro de Salud e hicieron fila para que fuera de las primeras en recibir la inmunización contra el Covid.

Aunque el frío calaba por los 5 grados de temperatura registrada en Amealco, poco después de las 8 de la mañana Felipa ingresó al área de vacunación y recibió la primera dosis de la vacuna AstraZeneca.

La mujer de 83 años dice que nunca tuvo miedo de vacunarse.

“La verdad yo nunca tuve miedo, todo este tiempo he estado en mi casa, pero si me quieren poner la vacuna que me la pongan, que sea lo que Dios quiera. Sí me dolió un poquito cuando me la pusieron, pero ahorita ya me siento bien”, dice mientras espera en el área de observación durante 30 minutos.

historia_abuelita_vacuna_covid_19_amealco_dc_7.jpg

Las personas con EPOC, como es el caso de Felipa, padecen con frecuencia de enfermedades pulmonares que pueden bloquear sus vías respiratorias, cuando una persona con EPOC se complica, tiene dificultades para respirar, y padecen de tos, sibilancia y producen mucosidad en exceso.

Por eso, mantener a su mamá lejos del Covid que afecta principalmente los pulmones, parecía una tarea casi titánica, pero no imposible. Patricia, al igual que sus hermanos, sobrinos y nietos, extremaron todas las precauciones de higiene durante el último año para mantener saludable a Felipa.

Hasta que finalmente llegó lo que esperaban, la vacuna.

Mientras la adulta mayor espera en el área de observación, envuelta en cobijas para refugiarse del frío, su hija Petra espera en uno de los pasillos del centro de salud y se siente aliviada de saber que su madre ya adquirió la primera dosis y confiesa que el último año no ha sido fácil, pues ella y sus hermanos que se dedican al campo y al comercio, han padecido dificultades económicas debido a las restricciones por la contingencia sanitaria.

“Mi familia es muy numerosa, económicamente todos estamos mal, pero de salud todos estamos bien, y para nosotros lo más importante es mi mamá, su seguridad, porque además ella tiene EPOC, eso es muy delicado, la tenemos que cuidar mucho, por eso en cuanto nos dijeron de la campaña me vine luego con ella, hacía mucho frío sí, pero nos venimos bien abrigadas, lo importante es que ella tenga su vacuna”.

“Ella dice que no estaba nerviosa, pero sí la noté un poquito asustada hoy en la mañana,no quería salir de su cama, me decía que no quería venir, que mejor otro día, pero mira, finalmente llegamos hasta aquí y ya se siente una tranquilidad muy grande de saber que ella ya tiene su vacuna. Nosotros somos más jóvenes, tal vez si nos contagiamos tenemos más posibilidades de salir adelante, pero los adultos son los que necesitan ahorita la mayor protección”.

La historia de Felipa es sólo una de tantas que convergen en este centro de salud, donde los adultos mayores de 60 años, todos ellos acompañados de algún familiar, acudieron para recibir la primera dosis de esta vacuna contra Covid-19. Algunos adultos mayores fueron registrados a través de la plataforma digital, otros fueron citados vía telefónica y otros se enteraron de la vacunación por algún vecino o conocido.

historia_abuelita_vacuna_covid_19_amealco_dc_4.jpg

La jornada de vacunación para este sector de adultos inició en el municipio de Amealco de Bonfil, ubicado a una hora de la capital queretana, pues el programa de vacunación del gobierno federal busca inmunizar en primera instancia a los mayores de comunidades rurales, para seguir con la población de la zona metropolitana.

Para Amealco se destinaron 7 mil 540 vacunas AstraZeneca, mismas que se aplicarán además de Amealco, en las comunidades San Miguel Tlaxcaltepec, Chiteje de Garabato, Santiago Mexquititlán y El Bothé, con estas dosis podrá cubrirse a 100% de los adultos mayores en el municipio

La jornada de vacunación está a cargo de la brigada correcaminos, integrada por personal de Bienestar, Secretaría de Salud y Secretaría de la Defensa Nacional.

La doctora Karla Adriana Gordillo, subdirectora de Servicios de Salud en la región sanitaria II, se dice satisfecha con la respuesta de los adultos mayores para recibir la vacuna; pide al resto de la población confiar en la inmunización y acudir de manera responsable a este tipo de jornadas.

“Confíen en que esto es un hito en materia de salud, es un esfuerzo de muchas secretarías para proteger a los adultos mayores, que es el sector que tiene más riesgo de complicarse, les pido que no tengan miedo y vengan a vacunarse”.

Temas Relacionados
vacunación adultos mayores

Comentarios