Este museo de la Sierra Gorda alberga la historia de Tomás Mejía

El recinto, ubicado en la cabecera municipal de Pinal de Amoles, resguarda una valiosa colección que consta de mil 700 piezas

Este museo de la Sierra Gorda alberga la historia de Tomás Mejía
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 27/09/2021 05:49 Demian Chávez Actualizada 08:46

Pinal de Amoles, Qro.— La historia suele jugar bromas inauditas. Los adversarios en la guerra del Segundo Imperio Mexicano, los generales Mariano Escobedo y Tomás Mejía, se vuelven a encontrar más de un siglo después para dar una lección de comunidad en la fresca cabecera municipal de Pinal de Amoles, en el museo comunitario que lleva el nombre del general del bando conservador.

Y es que el Museo Comunitario General Tomás Mejía de Pinal de Amoles está ubicado en la calle Mariano Escobedo. Este espacio tiene una extensión de 180 metros cuadrados de terreno y 350 metros cuadrados de construcción, cuenta con dos plantas y un acervo donado por la misma comunidad con cerca de mil 700 piezas. Y aunque está exhibido apenas el 5 por ciento, se tiene contemplado rotar eventualmente la muestra.

Para su coordinadora, la filósofa y promotora cultural Aideé Balderas, este recinto acuña el espíritu de comunidad, para el cual “es importante visibilizar el patrimonio cultural tanto material, reflejado en las piezas, como inmaterial de la región. Es importante que la gente de Pinal valore todo el patrimonio que posee a nivel ecológico e historico. Y la aportación que ha hecho no solamente a Querétaro sino a México”.

El impulsor de este espacio fue el cronista municipal José Luis Rubén Páramo, quien ha dedicado gran parte de su tiempo a investigar al general conservador y a fomentar la creación del museo comunitario.

Páramo hace honor a su labor de médico y suele dar consultas los fines de semana junto a la iglesia. Como buen filántropo, la casa que alberga el recinto fue de su propiedad y, con una inversión del Gobierno del Estado de Querétaro a través de la Secretaría de Cultura, se destinaron cerca de dos millones 700 mil pesos en la adquisición del inmueble, habilitación, museología y museografía.  De esta forma, su importante colección y las aportaciones de los pinalenses se encuentran en resguardo, para la conservación y divulgación de la historia a través del museo.

La museografía

Aideé Balderas indica que el Museo Comunitario General Tomás Mejía tiene la finalidad de convertirse en un espacio latente, “donde la gente pueda encontrarse no solamente con su historia, sino con la cultura viva a través de la gastronomía, las narraciones orales, la música”.

El trabajo museográfico, a cargo de Junípero Cabrera, tiene un discurso similar al que se presenta en el Museo Histórico de la Sierra Gorda. Plantea un recorrido que inicia con una mirada paleontológica del lugar con detalles como los fósiles, para después pasar a la etapa prehispánica en la que se observan objetos de uso común y rituales de los antiguos moradores, como vasijas o puntas de flechas. La etapa de la Colonia y especialmente la relevancia de la misiones de la Sierra Gorda están reflejadas en el recorrido con extensa información. La importancia de la minería dedica un amplio espacio en donde se exhiben objetos de uso diario. Es relevante el trabajo de investigación sobre el general Tomás Mejía. Finalmente se muestran objetos de uso común en la comunidad que abarcan los siglos XIX y XX, como máquinas de coser, básculas romanas, vitroleros. Todos estos se exponen en muebles que se construyeron en el área de montaje del Museo de la Ciudad de Querétaro, bajo la coordinación de Caín Torres.

En la segunda planta se encuentra una ludoteca, que se convierte en sala de proyección a manera de cineclub, en el que participará el festival nacional de documental DocsMx con su sección “DocTubre”. De acuerdo a su coordinadora se tendrán muestras temporales, que permitirán voltear a ver la actualidad, como los valores de los músicos tradicionales, la gastronomía tradicional o las charlas vivenciales con artistas locales.

El museo “es un buen pretexto para reflexionar cómo nos han contado la historia. Me parece importante que sea un personaje indígena, sobre todo ahora que viene el decenio de las lenguas indígenas y reivindicar a los pueblos. Entonces es importante, volverán a ver a un personaje que ha sido complejo. Pero más allá de hablar de un personaje es hablar de una cultura viva en Pinal de Amoles” refiere Aideé Balderas.

El recinto opera con el trabajo de cinco personas: además de la coordinadora se encuentra el encargado de montaje, servicios escolares y dos vigilantes.

Este nuevo museo comunitario está ubicado en la calle Mariano Escobedo S/N, en la cabecera municipal de Pinal de Amoles.

Comentarios