El error de Evo. Visión de Bolivia desde Querétaro

Sicóloga de origen boliviano dice queel expresidente falló al intentar imponerse a una población aguerrida
El error de Evo. Visión de Bolivia desde Querétaro
Foto: Ricardo Lugo
13/11/2019
07:43
Katia Santoyo, Centro Universitario de Periodismo de Investigación (CUPI).
-A +A

Llegó a Querétaro en 1981, después de “un golpe militar” en Bolivia, su país de origen. Hoy, 38 años después, con estudios de doctorado, experiencia de consultora en la Organización Mundial de la Salud (OMS), familia propia y jubilada como docente por la UAQ, María del Rosario Asebey Morales analiza la crisis que vive su país y destaca un “error” que tuvo el expresidente Evo Morales: tratar de “imponerse ante una población aguerrida”.

Sin embargo, reconoce en la figura de Evo Morales, el líder que encabezó “un cambio increíblemente magnífico en 2006” y que permitió las bases y el tránsito hacia una “democracia verdadera”. Sentada en su consultorio, ubicado en las inmediaciones de Constituyentes, la sicóloga Rosario Asebey describe el contexto de Bolivia en los últimos 13 años.

“En Bolivia hubo un cambio increíblemente magnífico en 2006, con Evo Morales, Hubo muchos logros interesantes porque se dio una democracia verdadera. Este señor hizo muchas cosas: la nacionalización de los hidrocarburos, convocó a una asamblea constitucional para cambiar la Constitución, hubo campañas de alfabetización y fueron maravillosos el primero y segundo periodos [de Evo como presidente].

“Pero cuando fui a Bolivia en 2017, vi unos cambios muy tristes y negativos: bastante autoritarismo y corrupción, vi descontento en la clase media que en algún momento había apoyado a Evo Morales, eso fue lo que distinguí”, dice.

— Al publicarse los resultados de la elección del 20 de octubre, ¿cuál fue su opinión?

— Voy a remitirme a las fallas, a los errores que hubo para llegar a esa situación. Primero hay que acordarnos que la nueva Constitución fue promulgada por Evo Morales y se hicieron unos cambios extraordinarios para todo el pueblo, sobre todo dignificaron a esas 36 ciudades indígenas a nivel social, económico y educativo.

Pero lamentablemente el error de Evo Morales fue querer modificar la Constitución para poder reelegirse por cuarta vez (el 16 de febrero). Entonces creo que fue un grave error y ese era el momento para que Evo Morales saliera como entró: con la cabeza en alto. Hubiera sido recordado como un gran estadista, como un gran presidente por las cosas increíbles que hizo.

especial_boliviana_pag_10.jpg

Intento hacer una pequeña reflexión con mis características, porque no soy analista política, sino sicóloga, pero obviamente tengo derecho a opinar y obviamente conozco estas situaciones, obviamente no como los que están allá. El asunto es que el 18 el Tribunal Superior Electoral habilitó a Evo Morales para presidente pese a que el referéndum dice que no puede reelegirse. Creo que ese fue el segundo error, porque es imponerse ante una población aguerrida como el pueblo boliviano; aguerrido y consciente”, señala.

“Conservadurismo” une a Sucrey

Querétaro

Rosario Asebey Morales vivió en las ciudades de Sucre y La Paz, antes de emigrar a México. Considera que su ciudad de origen, Sucre, tiene parecido con Querétaro “por el conservadurismo”. Aquí nacieron sus hijos, que a diferencia de ella sí podrán ejercer el derecho al voto en su país de origen (antes de 1981 ella no pudo hacerlo).

También estuvo por periodos de visita en Santa Cruz, porque su mamá “es cruceña”. Manifiesta que le tiene un cariño a la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), porque la recibió como estudiante en 1981, le permitió hacer revalidación, así como sus estudios de maestría y obtener una beca para estudios de doctorado en La Habana, Cuba.

Además, fue docente de la Facultad de Psicología y coordinadora de la Central de Servicios a la Comunidad (Ceseco) Unidad Sur, ubicada en la colonia Burócrata. Su principal labor como profesional ha sido la docencia.

especial_boliviana_pag_10_2.jpg

“La UAQ me ha permitido terminar de formarme en la maestría y el doctorado. Hice un doctorado en La Habana becada por la UAQ, y también me permitió ir de consultora de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Bolivia trabajé en varias universidades: la de Sucre, la de San Francisco y la Pedagógica.

“Aquí he laborado en la UAQ y en otras universidades, como la UCO Mondragón, la Universidad de las Ciencias, y ahora voy a dar clases en la maestría de Psicología Forense; he estado en algunas prepas, he tenido una apertura muy grande de este país, de todos los mexicanos en general”, relata.

— ¿Conoce a integrantes de la comunidad boliviana en México?

— Considero que la comunidad boliviana está más en la CDMX, aquí en Querétaro somos muy pocos, pero sí tenemos contacto, y también con compañeros bolivianos de Salamanca.

— ¿Se reúnen con frecuencia?

— No. Pero estamos comunicándonos con algunos colegas que yo quiero mucho, a pesar de que no opinamos igual, eso es importante porque la divergencia te lleva al desarrollo y a crecer. Pero nos respetamos y nos queremos, quiero mucho a mis compatriotas de aquí y a los de allá.

Este año Rosario Asebey Morales ve complicaciones para viajar a Bolivia “con los paros no puedo regresar y tengo compromisos de trabajo aquí”, pero espera visitar su país en 2020.

Comentarios