20 / junio / 2021 | 20:21 hrs.

Didier y su pasión por el cine

Richards, joven cineasta queretano, tiene a su segundo cortometraje, “Chango”, como finalista en varios festivales

Didier y su pasión por el cine
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 05/11/2020 04:58 Alma Gómez Actualizada 07:52

A sus 19 años, el joven queretano Didier Richards ha incursionado en el mundo del cine independiente con la realización de dos cortometrajes: “Coraje”, que inició como un proyecto escolar, y “Chango”, que ya se posicionó como finalista en varios festivales de cine independiente.

Didier comenzó a tomar fotografías desde que tenía 14 años, su padre es promotor de carreras de autos, y debido a eso, se enfocó en la fotografía de autos deportivos; él pensaba que la fotografía fija sería su gran pasión... Hasta que se inscribió en la escuela de cine.

“Nunca fui mucho de deportes siempre me gustaron las artes, a los 13 años descubrí la fotografía, me acerqué a mis papás y ellos siempre me apoyaron, leí libros, buscaba información en internet, después compré una cámara digital y pude practicar más en forma; mi papá, aparte de ser promotor de carreras es diseñador gráfico, entonces siempre tuve ese gusto por las artes visuales desde muy pequeño, hubo un tiempo en que mi papá también hizo fotografía y video”.

Fueron sus padres los que lo incitaron a experimentar en cuestiones cinematográficas, aunque él mismo decía que no le interesaba algo más aparte de la fotografía deportiva. Aún así decidió darse una oportunidad y comenzó a producir cortometrajes.

El primero de ellos, “Coraje”, habla sobre la tenacidad y la disciplina necesarias no sólo para aprender de boxeo, sino para afrontar cualquier adversidad en la vida.

“El primer cortometraje lo realicé en 24 horas con un equipo de personas de mi edad; en el cine es muy importante la conexión con la historia. En este caso trata sobre un tema deportivo, el boxeo, tiene un mensaje de que en la vida siempre habrán cosas que nos tiren, pero siempre debe haber coraje y valentía para seguir adelante, no hay mejor ejemplo que lo que estamos viviendo actualmente”.

Didier considera a “Coraje” su primer y más importante acercamiento al mundo del cine, pues tuvo la oportunidad de cometer sus primeros errores, mismos que corrigió en las siguientes producciones.

Además de ser un proyecto que forma parte de su formación en la escuela de cine, el joven cineasta decidió realizar el cortometraje en tan sólo 24 horas.

“En este primer cortometraje, había estudiado cine, y siempre que iba a dirigir un proyecto, por alguna razón no podía, esta vez se dio la oportunidad y busqué hacerlo por mi cuenta, lo mejor posible. Nació como un proyecto escolar, me di cuenta que era capaz para empezar a mejorar, este cortometraje está en youtube porque es una gran plataforma para dar difusión, siempre reitero que se realizó en 24 horas, y en cuestiones de preparación es un récord, lo hicimos con la menor producción posible para lograrlo, tuvimos que exigirnos más creativamente”.

“No había tenido algún acercamiento con el cine más allá de ver películas y leer libros, lo que hacía sólo estaba enfocado en la fotografía fija, pero tuve este acercamiento y estoy muy contento con el resultado”.

Del deporte al terror... “Chango”.

El joven queretano comenzó a trabajar en su segundo cortometraje, “Chango”, con una temática muy distinta, pues esta vez incursionó en el género de terror.

“Chango” también se realizó en tiempo mínimo, pues se produjo en 72 horas, Didier lo inscribió en varios festivales de cine y, para su sorpresa, el cortometraje fue seleccionado como finalista en varios festivales, como “Oficial Selection Flickfair” y “Official Selection New Normal Film Challenge”.

“El segundo cortometraje aún no se ha estrenado, la idea surgió por un llamado de un festival para hacer un cortometraje en 72 horas, me pareció un reto interesante, me sirvió para corregir errores previos, se estrenará en mi canal de instagram, lo inscribí a varios festivales y fue seleccionado como finalista en seis, no lo esperaba porque fue mi segundo corto, pero nunca se deja de aprender, lo hice más por el reto de hacerlo en un tiempo mínimo, pero fue una grata sorpresa que lo hayan seleccionado como finalista, eso me motiva a seguir aprendiendo”.

Para el joven Richards, sí se cuenta con espacios para trabajar y presentar cortometrajes independientes, sin embargo, cuando se trata de grandes producciones como los largometrajes, ahí sí se enfrentan a la falta no sólo de espacios, sino de apoyos económicos para impulsar a la comunidad local de cineastas.

“Sí hay oportunidades para hacer cortometrajes en México de manera independiente, sí hay espacios, pero para la creación de películas faltan apoyos, si tuviéramos el apoyo, seríamos una potencia artística inmensa, en eso es en lo que se debe apoyar. Por fortuna hay personas como Guillermo del Toro que apoyan, muchos cineastas como yo dependemos de estos apoyos y espacios para seguir produciendo, somos un país excelente que con el apoyo podríamos lograr grandes cosas”.

“Ahorita me encuentro en proceso de escritura de mis proximos dos cortometrajes, y a futuro busco empezar a planificar y financiar mi primer largometraje. Aún estoy planeándolo todo pero sin lugar a dudas es algo que está en mi futuro, buscar el apoyo donde sea que lo haya”, finaliza.

Comentarios