Desempolvan ropa invernal para resistir escalada de frío

Clima obliga al uso de chamarras y gorros, no así a portar cubrebocas

Desempolvan ropa invernal para resistir escalada de frío
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 20/11/2020 05:31 Domingo Valdez y Marittza Navarro Actualizada 07:54

Chamarras, abrigos, suéteres, gorros, guantes, todo vale para soportar el frío que comenzó a sentirse en Querétaro. Ahora más que nunca, con la presencia del virus SARS- CoV-2, causante del Covid-19, los queretanos evitan al máximo exponerse a las bajas temperaturas y así evitar cualquier enfermedad respiratoria que pudiera confundirse o juntarse con la pandemia.

Las bajas temperaturas sorprenden a los queretanos en plena pandemia, en emergencia sanitaria. Desde temprano, quienes salen a primera hora a trabajar, buscan a los vendedores de tamales y atole. Un bocado caliente a temprana hora, cuando más cala el frío, les cae bien. No importa que la gente se arremoline alrededor del puesto. Tampoco importa que el vendedor lleve el cubrebocas mal colocado, “de hamaca de papada”, pues necesita tener la boca descubierta para pregonar los tamales y el atole calientitos.

Trabajadores de la construcción, empleadas de tiendas y taxistas llegan a pedir el desayuno. Algunos sí usan cubrebocas, otros retan a la selección natural y no lo usan.

Ya son muchos meses de confinamiento, de sana distancia, y aún así los contagios de Covid-19 siguen presentándose.

En las paradas del transporte público la gente espera su camión. Cruzan los brazos o meten las manos en los bolsillos de las chamarras o los pantalones. En las paradas guardan la sana distancia, pero una vez dentro de las unidades, ésta desaparece. Todos viajan juntos y, para colmo, con las ventanas cerradas por el aire frío que se cuela a los camiones.

Pese a las bajas temperaturas provocadas por el frente frío número 13, muchas personas deciden salir. Muchas lo hacen en solitario, como marcan las normas sanitarias, a comprar alimentos. Muchos más lo hacen en familia.

Los padres abrigan bien a sus hijos con chamarras y gorros, pero olvidan algo importante: el cubrebocas. “Ellos no lo necesitan, no se enfermen fuerte”, dice un joven padre de familia, quien con sus tres hijos sale a caminar por las calles. Los menores no portan cubrebocas, aunque sí van bien abrigados. El hombre sí usa cubrebocas.

En los comercios se redoblan las medidas sanitarias. Los tapetes sanitizantes lucen bien provistos de líquidos desinfectantes y se hace énfasis en el lavado de manos con gel antibacterial.

Las medidas sanitarias con las bajas temperaturas se deben de redoblar, pues el organismo es más propenso a resentir los cambios de temperatura.

Sin importar mucho esto, algunos ciudadanos -jóvenes, principalmente-, hacen gala de su resistencia a las inclemencias del tiempo y salen con poca ropa. Están en la calle sin necesidad, sin tener algún asunto prioritario que atender. Simplemente lo hacen porque quieren salir del encierro que la pandemia ha ocasionado, sin importar las consecuencias.

Tanto en el primer cuadro como en otras zonas de la ciudad la gente sale a hacer “sus cosas”. Van al mercado, a pagar sus servicios, a trabajar, pero lo hacen bien abrigados. Los días de calor han dado paso a los de frío.

Aunque muchos dicen, a manera de broma, que las temperaturas invernales en Querétaro sólo se hacen presentes una semana y luego todo vuelve a la normalidad.

En otros sitios de la zona metropolitana las cosas no son diferentes. En las colonias y barrios la vida sigue su ritmo, aunque ahora con chamarras y abrigos. Hombres y mujeres salen a tiendas, verdulerías, carnicerías, farmacias, tlapalerías, tortillerías. La rutina no se rompe. Lo único diferente fue desempolvar la ropa abrigadora.

El encargado de una pequeña tienda comenta que los clientes no disminuyen, que lo único que cambia son los productos que compran.

Las bebidas frías, indica, se venden menos, mientras que los productos ricos en azúcares, tan satanizados por las autoridades federales de salud, son más socorridos, “por aquello de las calorías”.

En las tiendas de conveniencia las bebidas calientes se venden también un poco más que en otros días, no sólo en las mañanas, y, una vez entrada la tarde, se siguen vendiendo bien, pues las temperaturas no suben lo suficiente como para calentar. Conforme avanza la tarde, las temperaturas vuelven a descender.

Los siguientes días continuarán con temperaturas bajas y cielos nublados, por lo que la ropa abrigadora deberá permanecer lista para usarse al menos durante el paso de éste y los siguientes frentes fríos.

Seguirá el frío

El frío en Querétaro seguirá hasta el sábado, las mañanas y noches seguirán frías, aunque con elevación de temperatura por la tarde, informó Gabriel Bastarrachea Vázquez, director de la Coordinación Estatal de Protección Civil.

Recordó que el frente frío número 13 generó las condiciones frías de esta semana en donde la temperatura alcanzó los 3 grados en las zonas altas del estado, como los municipios de Amealco, San Joaquín y Pinal de Amoles, y de 5 grados en la zona metropolitana.

“Vamos a seguir con temperaturas frías durante la mañana y un poco calurosas durante la tarde, esperamos que estos dos días las temperaturas máximas estén un poco disminuidas, pero recuperándonos para el día sábado”, adelantó Bastarrachea..

Este pronóstico del clima incluye posibilidad de lluvias que irían de ligeras a moderadas, aunque con mayor probabilidad en la zona serrana.

“Estas condiciones es por el frente frío 13; estos frentes fríos se presentan desde septiembre, aunque la temporada invernal da inicio el último día de este mes”, explicó el funcionario.

Para la temporada otoño-invierno 2020-2021 se prevé que se registren 54 frentes fríos en todo el territorio mexicano, por lo que las autoridades de Protección Civil y de la Secretaría de Salud reiteraron el llamado a tomar precauciones para evitar enfermedades respiratorias, sobre todo en la actual época de pandemia.

A través de la Coordinación de Protección Civil se recomienda, en esta temporada otoño-invierno, mantenerse al tanto del clima a través de las cuentas oficiales de comunicación; estar abrigado en capas, para poder quitar prendas -sin quedar expuesto- en caso de que la temperatura se eleve; comer alimentos frescos, frutas y verduras ricos en vitamina C.

Además de poner especial atención a menores, personas enfermas, con alguna discapacidad y adultos mayores; si se utiliza algún medio para calentar su vivienda, apagarlo durante la noche y colocarlo en un lugar ventilado y participar en las campañas de vacunación del sector salud, como es el caso de influenza.

Temas Relacionados
bajas temperaturas frío Querétaro

Comentarios