Demonio negro, el luchador queretano que reparte café y pan en las calles de Querétaro | Querétaro

Demonio negro, el luchador queretano que reparte café y pan en las calles de Querétaro

Baja del ring para llevar ayudar a las personas en situación de calle. Además, se pone la máscara para ayudar a niños y jóvenes en su pelea contra el cáncer

Demonio negro, el luchador queretano que reparte café y pan en las calles de Querétaro

Demonio negro, el luchador queretano que reparte café y pan en las calles de Querétaro Foto: Alma Gómez

Nuestras Historias 16/11/2021 07:10 Alma Gómez Actualizada 17:14

Cuando el frío preinvernal comienza a calar en Querétaro y las personas en situación de calle buscan un rincón para dormir junto al Templo de la Cruz, entonces el luchador queretano Demonio Negro llega a la plazuela para invitarles una pieza de pan y una taza con café caliente.

Esto se repite cada viernes; en las principales calles del Centro Histórico capitalino, a veces en el Jardín Guerrero, otras en el Jardín Zenea, y otras noches en el Templo de la Cruz, donde es común encontrar a familias vulnerables que pasan la noche a la intemperie.

El luchador queretano con más de 15 años de trayectoria, llamado Demonio Negro, y quien se ha enfrentado a luchadores como El Pantera y Dragón de Oriente, inició este movimiento social en medio de la pandemia por el Covid-19, cuando consciente de la crisis económica, el desempleo y la poca actividad comercial y social, decidió apoyar a los que menos tienen.

Con sus propios recursos el esteta del ring compró una charola de pan y preparó una olla de café; para salir a las calles a buscar personas en condición de calle con las que pudiera compartir los alimentos.

especial_luchador_pag_5_8.jpeg

Así lo hizo, y rápidamente comprendió que esa pieza de pan y esa taza con café significaban un esfuerzo mínimo para él, pero para las familias vulnerables que lo recibían, significaba muchísimo más, para algunos, quizá fue su única comidadurante el día.

La satisfacción de aquella noche, al ayudar a otros fue tan grande, que desde hace un año y medio realiza esta actividad constantemente.

Inició solo, pero ahora tiene el apoyo de un equipo conformado por Esmeralda Olguín, Rodolfo Campos, Daniel Martínez y Cristina La Tóxica, quienes lo ayudan no sólo a difundir sus actividades a través de redes sociales, sino que también lo acompañan a sus recorridos, que casi siempre son nocturnos.

“Un día vine aquí al templo de La Cruz y vi a muchísima gente en condición de calle, estaba la pandemia a todo lo que daba, los artesanos no vendían nada, se quedaban a dormir aquí afuera del templo, era un momento muy difícil.

“Comencé a traer arroz con leche, atole, cafecito, iniciamos Rodolfo y yo, poníamos de nuestro dinero para hacer esto, pero poco a poco se ha sumado más gente y algunos negocios también”, narra.

Actualmente, sus actividades de apoyo a las personas vulnerables y en situación de calle se han difundido por las redes sociales, y cada vez son más las personas que lo contactan para apoyar con alimentos y que éstos sean entregados por Demonio Negro.

Un héroe fuera del ring

Al llegar al atrio del templo de La Cruz, el Demonio Negro y sus compañeros instalan una pequeña mesa plegable donde colocan la olla de café y una gran bolsa con piezas de pan dulce. Las personas en situación de calle que se encuentran por la zona ya saben de qué se trata; para ellos, ver llegar al enmascarado significa que no irán a dormir con el estómago vacío.

Forman una fila india y piden “por favor un vasito de café”, mientras toman de la bolsa una concha, un cuernito, o cualquier otra pieza de pan.

“Llevate otro, agarra dos o tres pa’ que te llenes”, les dice el luchador, que para ellos es un héroe dentro y fuera del ring.

Los más pequeños lo reconocen desde lejos y llegan corriendo hasta él, lo saludan con los puños, un gesto lleno de complicidad y satisfacción.

“Las personas valoran mucho irse a dormir con algo en el estómago, aunque sea un panecito, un café calentito, incluso muchos de ellos me regalan alguna cosa de las que ellos venden, alguna bolsita con cacahuates, unos dulcesitos, yo siempre los acepto, porque sé que me los dan con cariño, que quieren compartir algo conmigo”, comenta.

“Esta es la satisfacción más grande de hacer esta labor, ver el gusto con que me saludan los niños, las personas que necesitan el apoyo de todos nosotros”, comenta el luchador.

Embajador del lazo dorado

Con el paso de los meses, el Demonio Negro identificó nuevas formas de apoyar a otros grupos vulnerables, por ejemplo a los niños que enfrentan una lucha contra el cáncer.

De esta forma el luchador comenzó una colecta de tapitas de plástico, mismas que son entregadas a la asociación Amanc Querétaro, dedicada a dar acompañamiento integral a niñas, niños y adolescentes con cáncer, con el objetivo de que a través de estas, la asociación reciba apoyos para los niños.

Así pues, Demonio Negro realiza jornadas constantes de concientización sobre la recolección de estas tapitas, él mismo instala contenedores para que sean llenados, y también socializa el tema con las empresas que podrían involucrarse y apoyar la causa.

“Cada semana entrego kilos y kilos de tapitas, vamos a los mercados, a las delegaciones diciéndole a la gente que done estas tapitas que para muchos son basura pero para Amanc es una forma de apoyar a los niños con cáncer, también vamos con las empresas, les pedimos que nos apoyen a reunirlas y nosotros las recogeremos para después entregarlas”, detalla.

“Es un trabajo muy importante para mí y para mi equipo, pues estamos apoyando a los niños con cáncer, también difundimos esto en redes sociales, para que la gente se sume y nos ayude con la colecta, con mucho orgullo puedo decir que soy embajador de esta causa, tengo el lazo dorado que representa a los niños y adolescentes con cáncer”.

El Demonio Negro invita a todos los ciudadanos a sumarse a la causa, y apoyar no sólo con alimento o recolección de tapitas, sino también con ropa de invierno y cobijas, pueden seguirlo y pedir más información en su pagina de facebook Demonio Negro en la Lucha por Ayudar.

Comentarios