“Conocí a mis hijas después de 40 días”

Carolina venció el Covid; fue sometida a una cesárea
“Conocí a mis hijas después de 40 días”
Foto: Especial
22/10/2020
09:45
Domingo Valdez
-A +A

Carolina tuvo que esperar 40 días para ver a sus gemelas, no porque sus hijas estuvieran enfermas. Ella padecía Covid-19, el cual logró superar y estando hospitalizada fue sometida a una cesárea.

La mujer llegó a consulta a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en San Juan del Río, Querétaro, con síntomas de enfermedad respiratoria.

“Tomé algunos remedios, pero no se me quitaba la tos ni la temperatura y es cuando fui a mi clínica”, comentó.

Ella cuenta que tenía un embarazo gemelar de seis meses y medio cuando iniciaron los síntomas de Covid, la fiebre no cedía, después la tos no le permitía comer ya que sentía que le faltaba el aire.

En la clínica de San Juan detectaron que tenía una baja saturación y la enviaron al Hospital General Regional (HGR) 2 “El Marqués”, para ser hospitalizada.

“No quería quedarme porque me daba miedo, pero no me dejaron salir. Al llegar a Querétaro me hicieron estudios y mi pulmón estaba muy afectado, después me tomaron la muestra para ver si tenía Covid-19 y el resultado fue positivo”, refirió Carolina.

La paciente ingresó el 20 de julio, cinco días después fue necesario practicarle una cesárea, ya que no podían administrarle ciertos medicamentos. Sus gemelas estuvieron en incubadora por casi un mes para estabilizarlas y que comenzaran a ganar peso.

“Me hicieron la cesárea y las llevaron a la incubadora, no las pude ver porque me mandaron a piso con otros enfermos.

“Salí del hospital y 15 días después fueron egresadas; sin embargo, por mi padecimiento seguí sin poder estar con ellas, las veía a través de una ventana en casa de mi hermana; pasaron 40 días para que las pudiera abrazar y amamantar”, comparte.

Carolina estuvo en contacto con sus familiares por medio de cartas. La trabajadora social, Mayra Durán, dice que el esposo, mamá y hermanos depositaban cartas en la caseta de vigilancia y el personal se las entregaba a la paciente.

 

Comentarios